jueves, 5 de julio de 2012

Cuando los grandes no dan ejemplo, ahora la ONU

Hace exactamente una semana, durante el partido Italia-Alemania por la Eurocopa, estaba con varias personas en un bar londinense y entre ellos el Director de un Centro de Formación en Suecia. Aprovechando me comentó que tenían formación en eLearning en español que habían producido ellos mismos quizá por si podría interesarme.

Lo que más me interesó es por qué una empresa Sueca ha invertido en traducir eLearning básico de informática en idioma español. La respuesta no podía ser más fácil y más lamentable:

“Hemos vendido formación a Naciones Unidas y como tienen un grupo de empleados en España nos han pagado los costes de la traducción, que por cierto fueron muy elevados”.

Sentí un poco de vértigo con esta respuesta. En qué otro tipo de institución se tomaría una decisión de ese tipo. Hay toneladas de eLearning en idioma español, cómo es posible que para un grupo de empleados que luego no suman más de 50 se pueda justificar el gasto de traducir en vez de utilizar uno ya existente y además localizado. Fácil: cuando hay irresponsables a cargo de fondos públicos. Una y otra vez, y vuelta a empezar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada