miércoles, 19 de octubre de 2011

hoy fui uno más en la selva del transporte en coche

M30

Esta mañana tenía una reunión en el Norte de Madrid (Alcobendas) y con tan sólo 20 minutos de margen otra en la zona sur. Así que ni modo, el coche.

No suelo viajar en coche, soy de los muchos privilegiados que tiene la oportunidad de ir a la oficina en el centro de Madrid y viajar en el Metro, que va fenomenal. Desde mi vivienda hasta el sitio de mi primera reunión en un domingo tardaría 10 minutos, pero sabiendo lo que es, salí con  dos horas de margen, tarde 30 minutos. Realmente compadezco a los que tienen que hacer este tipo de ruta a diario en el coche, hoy me ha generado muchísimo estrés los demás conductores, que conocen las rutas de memoria y los otros que sienten que tienen que ir más rápido y adelantan de uno en uno.

La historia de hoy dama para mucho más. La persona con la que me reuní llegó unos minutos tarde porque tenía que dejar a su hijo en el cole (a la misma hora que entran las empresas) y luego desplazarse al punto de encuentro.

En 15 años la ciudad estará totalmente colapsada, y si no tenemos empleos, recursos, y transportes sustitutos, seguramente que necesitaremos salir a las cuatro de la madrugada para llegar. Y todo es una cadena, al llegar a Alcobendas la puja por el parking, por lo visto quien llegue después de las 7:45 no tendrá posibilidad de aparcar (hoy).

Así que hay que pensar en los colegios, en los empleos, en los transportes, en el aparcamiento, en la energía que todos usamos, en la geografía de la vivienda… y si me lo permitís en los sistemas de información, es muy probable que hoy podríamos haber quedado más cerca del colegio donde iba mi contacto y nos habríamos ahorrado todos mucho, ahí aparecen soluciones como GreenIT, pero situaciones en las que conocemos el problema y nos faltan soluciones.

2 comentarios:

  1. También podriais haber tenido una reunion por skype u otra plataforma online... :-)

    ResponderEliminar
  2. es parte de lo que debe evolucionar. La primera reunión de trabajo tenía que ser presencial, no aguantaba ni teléfono, la segunda era un trámite con la administración que te piden estar en persona aunque no te necesiten.

    ResponderEliminar