El caso de apagar o no la cámara en las reuniones online

imagen con el ícono para apagar el vídeo en una videoconferencia
Últimamente las reuniones se organizan online. La gran mayoría de las reuniones de trabajo se podían hacer online, y ahora que los sistemas son eficientes, cada vez asistimos a más reuniones. 

Algunas de esas reuniones las hago con personas de multinacionales, y en algunas de estas organizaciones tienen por política no encender la cámara. 

Privacidad y Ciberseguridad con la cámara de la videoconferencia

Cunado se está en una videoconferencia es posible realizar capturas de vídeo con lo que es posible y fácil comprometer la imagen de una persona. En la reunión presencial no se haría, porque necesitarías usar una cámara y enfocarlos a todos, pero en la videoconferencia una captura de pantalla ni siquiera alerta a los participantes. 

Una razón muy utilizada es porque hoy las videoconferencias además se han relajado respecto a los protocolos se solíamos tener en las reuniones. Yo mismo he vivido situaciones como las siguientes (no emito opinión, solamente las menciono):
  • Una persona asiste a la reunión vestido con una camiseta de andar por casa
  • Una persona asiste a una reunión con una camiseta con insignias y opiniones
  • En la pared hay un cuadro con una esbástica
  • Una madre hace la reunión desde la habitación de su bebé quien duerme, y ya que nos hemos enterado adeás nos muestra al pequeñino
  • Un niño se acerca a su padre, el padre lo coge en brazos, e incluso saluda
  • El perro se cuela en reunión
  • La reunión la hace desde la cocina, intenta poner un fondo virtual pero va fatal, además de que le vemos muy raro, de vez en cuando se ve la cocina
También son famosos los problemas en los que alguien más pasa en la cámara en condiciones no apropiadas, no las he vivido, pero las hemos visto.

La forma fácil de evitar un compromiso o problema por las imágenes... apagar la cámara. Por esta razón entiendo la política.

Otro asunto está en las grabaciones de reuniones. Algunas empresas pequeñas tienen por política grabar la reunión, y entonces le piden a los participantes que enciendan la cámara. Preguntan al inicio si están de acuerdo y es realmente incómodo decir que no, o por ejemplo si eres un proveedor, no dices que no para no generar una situación no amistosa y perder una venta, o al cliente. Esto último, me parece mala educación.

Un comentario final. En la empresa, algunas personas ni siquiera llegan a conocerse porque nunca han encendido las cámaras, si se cruzan por una acera no se reconocerían. 

Equilibrio, lo que se necesita siempre es equilibrio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo

La diferencia entre Suministrador, Proveedor y Partner

Breve resumen de la evolución de ITIL e ISO20000