lunes, 29 de junio de 2020

Cuestión de ciencia: cuestionarse



No recuerdo si fue en primaria o secundaria cuando me enseñaron el método científico. Lo que hoy lamento es que no me enseñaran a aplicar el método científico, una carencia que se mantiene hasta nuestros días. 

"Yo creo en esto" y no hay más que decir. Es básicamente la sociedad del Siglo XXI. "Mis ideas son mejores, por esa razón levanto la voz, y si opinas diferente es por tu clara falta de neuronas".  Lo vemos todos los días en la política por ejemplo, y es lo único que enseñan en la prensa. Apunte al margen, me pregunto si solo enseñan esto en la prensa porque un descubrimiento científico no vende, o porque no sabrían explicarlo.

Hace tres años comí con uno de los científicos más populares de España después de entrevistarle. Durante la comida hablamos de diferentes temas y salió el asunto de que yo creo en Dios. He visto a mucha gente prepotente mirarme con cara de "parecía más listo", sin embargo mi interlocutor se interesó y preguntó por mis argumentos (basados en su mayoría en la hipótesis "no creo que estemos solos en el Universo"). Una semana después el científico de quien no digo su nombre porque no le he pedido permiso para compartir la conversación, envió a varios colegas una reflexión sobre la existencia de Dios basada en una supuesta conversación de dos fetos gemelos en el vientre de su madre.

El objetivo de este post no es discutir la existencia o no de Dios, o si es posible probar el Big Bang. Es que la actitud debe ser la de aprender, la de cuestionarse las creencias, jamás la de imponer. Al fin y al cabo, la libertad es de lo que más deberíamos celebrar, y mucho más en época de noticias falsas (fake news), y de imposición de ideologías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La justicia sigue deliberadamente retrasando el uso de la tecnología

  La justicia no solo es un derecho, es un deber, y es un activo para los ciudadanos en una democracia. Una justicia "rota" es peo...