No, la contratación no inicia con la "forma de ser"

 

Encontré el recorde en una publicación en la red social LinkedIn. Me alegré al ver que los comentarios no se han dejado llevar por las frases políticas. 

Hay algunos principios básicos. Nadie contrata por "tu forma de ser", se contrata por la capacidad para realizar un trabajo, no hay más. 

Tampoco me gusta cuando escuchas que las grandes tecnológicas contratan por la actitud que tiene un candidato, y por las habilidades blandas. Es un engaño. 

Es verdad que los procesos de contratación se hacen cada vez más creativos, e incluyen juegos, y pruebas que miden la actitud de quienes han ofertado, pero para poder participar en el proceso se hace por currículum, se hace por las habilidades duras que ya se poseen. 

Por ejemplo, si la empresa necesita programadores, no se inicia por las habilidades blandas, el primer filtro es saber y demostrar que se sabe programar. Si se tiene un número mayor de candidatos que los puestos disponibles, entonces ahora se ejecuta una suerte de actividades para encontrar a los que mejor encajen en la empresa. 

Si el puesto requiere dominar la lengua alemán, nadie va a ponerse a jugar para enoncrar alguien con una estupenda forma de ser y una gran actitud aunque no hable alemán. Primero el requisito básico (fuerte), y después la personalidad. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo

La diferencia entre Suministrador, Proveedor y Partner

Notificaciones Dehú ¿real o falsa? -Error de Ciberseguridad