jueves, 26 de abril de 2018

El peligro de la desinformación para los medios de comunicación

Mientras la capa política se preocupa por las Noticias Falsas, y las redes sociales como Facebook, Google y LinkedIn buscan soluciones para pararla, tengo la sensación de que algunos medios de comunicación "tradicionales" no se enteran bien de qué va esto.

Las noticias falsas son un verdadero problema, y la desinformación lo es más. Tanto esfuerzo para formar y educar a los ciudadanos y en pocos minutos, la desinformación le da la vuelta. ¿Quién gana? Muchos parecen ganar, evidentemente Rusia que siempre se ha sentido enemigo de Occidente, y los radicales musulmanes árabes que no saben cómo parar a Occidente con la brecha que están creando.

Pero los que más me enfadan, son aquellos que lo hacen por el simple hecho de un titular que se compartirá en las redes sociales y como consecuencia podrán desplegar banners con publicidad.


El ejemplo que comparto aquí, para mí representa un ejemplo de desinformación. Normalmente una publicación en El País la tomaríamos por correcta, se asume que hay rigurosidad en quien escribe y que posteriormente hay un equipo editorial que revisa. En el artículo de opinión, se dice que en Latinoamérica gracias a que hay políticos religiosos, se están imponiendo valores retrógrados y que se están retrocediendo en las libertades. No obstante no se menciona ni uno de esos valores o libertades. He pedido más información no para contradecir, sino para completar y contrastar, para no creer solo porque me lo dices, y la respuesta ha sido el silencio, el cual creo que todos sabemos interpretar. 

La lucha contra las noticias falsas y la desinformación no es trivial. Yo encontré el artículo leyendo en Twitter, y es como lo hace la mayoría. Cada vez menos las personas van a leer a la fuente escribiendo el url en la web, lo hace con enlaces que encuentran en las redes sociales o en las búsquedas de Google. Esta es la razón por la que honestamente creo que los medios deben cuidar lo que escriben.

Para las redes sociales es un peligro permitir que las noticias falsas se publiquen ahí, porque si sus usuarios tienen la sensación de que en ese sitio habitan las noticias falsas dejarán de visitarla, por esta razón Facebook y Google le están pidiendo a los usuarios, y a los más avanzados que validemos contenidos. Qué le pasaría a una publicación como El País si los lectores no de dicho diario, sino de Facebook, Twitter y Google empiezan a marcarlos como no de confianza, creo que todos conocemos la respuesta. Yo odio la respuesta, estar en manos de Google y Facebook no es nada bueno.

1 comentario:

  1. Amigo Marlon, te olvidas de un detalle: En muchos casos, la publicación de noticias falsas por los medios de comunicación "rigurosos" es intencionada y precisamente busca la desinformación o lanzar titulares que aunque no dicen nada, lo insinúan todo. Te olvidas de que la mayoría de los medios de comunicación no son libres, que su objetivo principal no es informar sino generar beneficios a sus accionistas y para ello vale más un buen titular que una buena noticia. Un abrazo!

    ResponderEliminar

¿Por qué el Brexi no entiende las reglas de la era digital?

Estos días he estado observando en primera línea las locuras del Brexit, una verdadera vergüenza política. Ahora que empiezan las bromas...