domingo, 2 de octubre de 2016

Skype nos ayuda a empezar la reunión a tiempo


En los últimos tres meses no he tenido una sola sesión de Skype en la que no se haya actualizado primero, antes de que pueda acceder al sistema. Por esta razón he tenido que conectarme siempre al menos 10 minutos antes de cada reunión, porque ya tengo asumido que Skype empezará a actualizarse antes. En otras épocas, me conectaba un minuto antes, sin ninguna preocupación, pero ahora no tengo más remedio que hacerlo.

¿Qué puede estar pasando en la programación de este sistema para que necesite actualizarse prácticamente a diario? Además que conste que yo tengo Skype de pago, tengo una suscripción con lo cual no es un sistema gratis, uno de esos en los que no te puedes quejar porque los servicios se suponen gratuitos, y aun así, me imprimen publicidad.

Lo peor es cuando los sistemas no toman en cuenta las circunstancias, o al usuario. El pasado verano me conecté varias veces durante las vacaciones, con el tipo de conexión que normalmente se tiene cuando estás fuera del país, en una de las sesiones prácticamente no pude conectarme, porque tanto Skype como Windows usaron todo el ancho de banda disponible.

Estamos viviendo en una época en la que parece que actualizar los sistemas además de normal, no sorprende a nadie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada