Elon Musk retira su oferta de compra de Twitter


 El excéntrico y millonario Elon Musk, quien hace un mes hizo una oferta desmedida para comprar la red social Twitter, ha anunciado este fin de semana que se retira. Alega que Twitter le mintió respecto del número de "cuentas falsas" que hay en la red.

Este mismo fin de semana, algunos analistas han comentado que hay una razón oculta, o en su defecto, un beneficio paralelo que al rentabilizarlo ya no le hace falta comprar la red, o que en el peor de los casos, ha dicho "misión cumplida".

Perfiles falsos

Desde luego todo sabemos que Twitter está lleno de lo que llamaríamos perfiles falsos, o cuentas que no representan a un ser humano. Yo haría cinco clasificaciones de los perfiles que podrían llamarse falsos:

  1. Bot. Consiste en los perfiles que se crean y se automatizan. El robot de software o bien expande un mensaje, lanza mensajes fabricados, o sirve para causar ruido a otros usuarios.
  2. Alter ego. Un nombre alternativo. es lo que pasaría si una persona o bien ya posee una cuenta con su propio nombre, pero además crea otra con un nombre inventado, con imágen o inventada o robada (fotos de actores, personalidades famosas, modelos, animales, etc). Estas son conocidas porque son las más utilizadas para difundir mensajes falsos o de odio. 
  3. Marca. Ya sea personal o de empresa, cuentas que se usan para una marca.
  4. Empresa. La cuenta "oficial" de una empresa, que al final, no representa a un ser humano.
  5. Idioma. Cuentas extra que se crean tanto para marcas como empresas, pero en más de un idioma para difundir los mensajes en el idioma del lector al que se dirige, o para localizar (adaptar a la región) el mensaje.
En todos estos casos, es muy difícil afirmar que el ser humano que está detrás de la cuenta está dando una opinión. En el caso que nos ocupa, atribuir una cuenta a cada una de estas clasificaciones se me hace difícil.

Teoría de la conspiración

Elon Musk no posee la ingente cantidad de millones que ha ofrecido por Twitter, y aunque un bien vale lo que alguien esté dispuesto a pagar, yo no creo que Twitter pueda tener ese precio.

El caso es que buscando el apoyo de bancos y fondos de inversión, Elon Musk ha vendido más de 8 mil millones de acciones de Tesla, que por lo visto al realizar la transacción con la escusa de la financiación que necesitaba no lanzó las alarmas que abría sido lo normal.

Este asunto lo traté en la revista Tecnología y Sentido Común del mes de mayo, este mismo año:


Aquí el tuit de uno de los que desvela la posible trama para la venta de acciones de Tesla:


Comentarios

Entradas populares de este blog

El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo

La diferencia entre Suministrador, Proveedor y Partner

Breve resumen de la evolución de ITIL e ISO20000