lunes, 10 de febrero de 2020

No me engañan, devolver un producto no es gratis



He encontrado una oferta maravillosa en Amazon buscando una nueva impresora multifunción, sencilla y muy bien diseñada. La HP de la fotografía me inspiró a hacer la imagen cuando la saqué de la caja, el empaque es perfecto, luce muy bien el dispositivo. 

La oferta que encontré en Amazon me ofreció la tinta para un año dentro de 50 páginas impresas por mes. Nada mal, encaja bastante bien con el uso que pretendo darle. Desembalar, instalar drivers, programas y una App. Registro y antes del ok no encuentro mi oferta para las 50 páginas. 

Contacté con Amazon pues entiendo que falta un código, y lo primero que me ofrecen reconociendo que no he recibido lo que he comprado es que devuelva el producto. 

Resulta que la oferta era solo válida en enero aunque sigue mostrándose en la web y en mi recibo de compra está clarísimo. 

¿Devolver la impresora? No es gratis. Es caro. Tengo todo fuera de la caja, he instalado software, aplicaciones y deshacerlo todo me parece carísimo, eso siempre que no me pidan imprimir una etiqueta para la devolución (recuerda que no tengo impresora). Así que la siguiente oferta que me han hecho es reintegrarme cuatro euros aproximadamente... indignante. 

El aprendizaje. Las devoluciones no son gratis, el comercio electrónico aun no consigue igualar a la tienda, porque en otras condiciones yo habría salido con la impresora y con la promoción en la mano. Sin embargo el hecho de que la mercancía llegue a mi dirección es una gran ventaja, que no veo por qué no puede ofrecer la tienda física. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseñar sin partir del modelo actual

Airbus ha presentado una idea y un prototipo para un avión absolutamente diferente a lo que hemos visto hasta hoy. Lo que más me ha gust...