domingo, 26 de febrero de 2017

Los robots NO van a pagar impuestos



Recientemente escribí un artículo en Pulse, la sección de artículos de LinkedIn, aquí un extracto:
Para empezar, si le ponemos impuestos a los robots (en realidad a los dueños de los robots), parte de lo que se consiga es desincentivar la creación de los mismos, lo que además significa perder competitividad. 
Ahora me gustaría elaborar un poco más en la situación. Un ascensor es un robot, y también lo es el lavavajillas, y lo es el equipo con el que programamos la t.v. Sin embargo, el dilema nada tiene que ver con el robot, en realidad lo que le preocupa a la mayoría es la inteligencia artificial, y esto es el software, no el hardware. 
Para explicarlo mejor, el coche autónomo no es una amenaza para el empleo por las ruedas, el motor, las puertas y las piezas mecánicas; la amenaza es la inteligencia artificial que se pone sobre el mismo (el software). 
¿Cómo se hace pagar impuestos relacionados con la seguridad social a un software? Yo personalmente no lo sé, creo que Bill Gates tampoco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario