domingo, 6 de julio de 2014

Relevancia y Privacidad de los datos – un año después de Snowden

Me encontré con artículo escrito por Danny Yadron en la edición digital del Wall Street Journal, donde comenta que después de un año de que Edward Snowden filtrara información confidencial al mundo entero, las grandes empresas y los gobiernos han cambiado a una visión de mayor transparencia respecto de los datos que recogen de los mortales.

Estoy de acuerdo, y además me gustaría subir un nivel más. Los datos son cada vez más públicos y menos relevantes. Me explico, qué relevancia tiene hoy (6 de julio de 2014) saber que se está celebrando el Mundial de Fútbol en Brasil, todo el mundo lo sabe.

Excepto si trabajas para la CIA o para una agencia de inteligencia, o en el proyecto que convertirá piedras en oro, la mayoría de los datos (que no información) es poco relevante si se sabe mantener así.

Por ejemplo, un listado de todos mis clientes con nombres y apellidos puede que sea interesante para mi competidor, pero si lo piensas, solo con ese dato tendría que ir quizá a una red como LinkedIn para saber con qué empresa asociar a cada persona. Y ahora que lo has asociado ¿qué?. Lo más curioso es que quizá la misma empresa lo publique en su web, y diga quién es su cliente.

security camera

Saber que la empresa A vende a la empresa B es poco relevante, salvo que alguna esté cometiendo un delito, pero en regla general poco. Lo realmente relevante es saber el momento, la oferta y el precio, eso sí podría ser información relevante; pero es relevante por un periodo limitado de tiempo.

No quiero minimizar. El viernes con un amigo en Starbucks cuando pagué con tarjeta me recomendaron firmar mejor con mi dedo que con el boli, y por supuesto el dispositivo “podría tener” la capacidad de registrar mi huella, cómo hago los trazos de mi firma, y ya que estamos almacenar mi firma digital. Lo ves, una acción cotidiana resulta mucho más relevante que una lista suelta.

Y este es mi punto. Qué os parece si intentamos convertir los datos que tenemos en irrelevantes, tanto como sea posible. Lo único relevante serán las relaciones las cuales también por sí mismas no son nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada