miércoles, 10 de octubre de 2012

el Internet que nos ralentiza el cerebro

la memoria que me hace faltaComo muchas otras veces he tenido alguna alternativa para el título del post, también se me ocurría “Internet como la memoria extra que no tenemos".

Soy de la generación a la que no le permitieron llevar calculadora al examen porque los profesores insistieron (con mucha razón) en la importancia del saber, más que la habilidad de presionar botones; de hecho alguno en la universidad nos obligó a hacer los cálculos complejos en hojas en borrador.

Ayer asistí a la reunión de Partners de Microsoft en Madrid y en una de las diapositivas donde felicitaban a alguno de los Partners pusieron el logo de otra empresa, una que nada tiene que ver ni con la tecnología, pero que se llama igual a uno de los Partners. Lo que ocurrió es evidente, una secretaria o asistente usó Google (no Bing seguro) para buscar los logos de empresas en Internet.

Cualquiera diría sorprendido, pero tienen el logo. La respuesta es un evidente sí, y yo me apuesto que tendrán más de 3 copias del logo y además alguno de alta resolución… pero quién lo encuentra. Si nos pudiéramos ver a nosotros mismos, seguro que buscamos imágenes en Internet que están en el disco duro de nuestro equipo.

Conclusiones:

  1. Las bases de datos corporativas son un desastre y es más fácil hacer búsquedas en Google (o Bing y Yahoo)
  2. Quizá las bases de datos están tan bien estructuradas que por eso nuestro cerebro no quiere ni asomarse
  3. Somos un desastre organizando los datos
  4. Necesitamos instalar un buscador tipo Google en la empresa ¡oportunidad!
  5. No hacemos gestión de riesgos de imágen corporativa para eventos tan relevantes como el que menciono, ya que no es la priemera vez que veo algo así, y por supuesto con más de una empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada