jueves, 8 de octubre de 2020

Asumimos mucho de los grandes fabricantes de software

Es muy común dar por sentado dos cosas en la tecnología: 

  1. Que el software ha contemplado todos los escenarios
  2. Que si lo ha hecho Google o uno de los grandes entonces el producto es infalible
Me parece hasta normal que cuando se ejecuta algo, cuando damos un clic en algún lugar o un botón de un software tengas la sensación que todo esto está siendo grabado. Inclusive, en los últimos dos años se ha generado una sensación de que los sistemas están adaptándose a las preferencias del usuario. 

Otra cosa que se asume estos días es que todo tiene inteligencia artificial, y se asume principalmente porque los fabricantes lo dicen, no creo que alguien quiera decir hoy que ha hecho algo que no tiene inteligencia artificial, no hay startup que se precie que cuando dice que han hecho el programita más simple del mundo no diga que están programando "con inteligencia artificial", sea lo que sea.

Lo que me lleva a escribir este post es porque he usado el sistema de video-reuniones de Google y hemos grabado la reunión, una maravilla, la deja directamente en drive, no podría pedir más. Eso sí, al ir a descargarla o acceder a la misma me muestra el mensaje que puede verse en la imagen, me avisa que no puede escanear el archivo para evaluar si tiene virus. Cualquiera diría, pero si es tuyo, lo has hecho tú mismo. 

Los programadores necesitarían crear tanta lógica asociada para identificar los archivos, que si yo estuviera a cargo diría que no, que se gestione como un archivo más. No obstante, como usuarios es normal pensar que es el gran Google, recursos y tecnología no le falta, incluso "inteligencia artificial"... pues no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Manifiesto de Cibeles', los primeros pasos para el futuro de las Fintech

  Como suelen decir los expertos motivadores, lo bueno del futuro es que está por escribirse. En medio de esta pandemia, y con especial aten...