lunes, 25 de agosto de 2014

Lo siento, no puedes cambiar el viaje de la Tierra alrededor del Sol

Algunas veces nos gustaría que el día se extendiera, otras que se acorte. Algunas veces nos gustaría pensar que una situación dada no se volverá a repetir, pero lo más probable es que se repita.

Seguro que alguna vez has estado perdido y te has encontrado desplazándote en círculos. Cuando esto suele ocurrir no es porque estemos siguiendo un río o una carretera, sino porque estamos viviendo (aunque sea de forma temporal) en un entorno que mantiene unas constantes y se repite.

Sir Isaac Newton fue uno de los primeros en proponer que la Tierra giraba en círculos alrededor del Sol, quizá otros hicieron la misma observación pero en la época previa tal afirmación se condenaba con pena de muerte. Hoy sabemos que en realidad es una elipse pero sigue siendo alrededor del Sol, una y otra vez.

Hay algunas reglas que no podemos cambiar. Los cuerpos celestes giran alrededor del más grande, con órbitas pequeñas o grandes pero así es. En la Tierra ocurre lo mismo, algunos brillan más y aunque quieras cambiar la regla y “escaparte” como un cometa, tarde o temprano uno más grande te atrapa.

En el viaje dentro de la nave llamada Tierra, nos desplazamos en ciclos alrededor del astro rey, e incluso hemos reordenado la vida siguiendo el ciclo y el fenómeno climático que produce.

Por esta razón aunque la Tierra en su extensión parece infinita, muchas veces nos encontramos con conocidos en los sitios menos esperados y pensamos que el planeta en realidad no es tan grande. Lo que es pequeño es la variable relativa de nuestro ciclo, esta se repetirá inevitablemente. En una ciudad donde vivimos 6 millones de personas, la probabilidad de encontrarse con un conocido (ex compañero de trabajo, compañero de universidad, ex-novia, etc.) es muy alta.

 

La teoría de los 6 grados de separación junto con la propuesta de Rubin Dumbar llamada el “número Dumbar” me hacen pensar que junto  con tecnología podemos reducir los grados en al menos un 50%.

Durante el pasado mes me reuní con muchos líderes de departamentos TI y de empresas dedicadas a las TI. He añadido menos de la mitad de estas personas a mi red en LinkedIn. O sea que ya nos conocíamos virtualmente. Los próximos meses voy a conocer muchos más, pretendo llevar las estadísticas. Mi teoría es que promediaré 2,6 grados con cada contacto, y además en los próximos 3 meses me encontraré con un 60% de los contactos con quienes me encontré a inicio de este mismo año. Si estoy en lo correcto,tú y yo nos encontraremos muy pronto.

1 comentario:

  1. Un post muy bonito, y a la vez científico. Sí es interesante llevar una estadística de nuestros contactos, en lugar de que lo haga linkedIn o facebook automáticamente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar