domingo, 20 de julio de 2014

La tecnología 45 años después del alunizaje del Apollo 11

El 20 de Julio de 1969, Neil Armstrong capitán de la Misión Apollo 11 entró en el módulo lunar junto con el piloto Edwin Aldrin, para iniciar las maniobras para la aproximación a la órbita de la Luna y posterior alunizaje. Casi 3 horas después de iniciadas las maniobras, y 102 horas después del lanzamiento el módulo lunar llamado Águila (Eagle) se posó en la superficie lunar, en el llamado Mar de la Tranquilidad.

Hoy hace 45 años el hombre no solo consiguió alunizar, sino que también regresar a Tierra. Todo esto con el apoyo de un computador de 64Kb de capacidad, pero suficiente para interactuar con otro en tierra fabricado por IBM, modelo 360 diseñado en la base de la NASA en Huntsville, Alabama, y que involucró a más de 3.500 ingenieros.

Mi colega Sharon Gaudin lo retrata perfectamente al decir que “La tecnología de las misiones Apollo cambiaron la historia” y sirvió para inspirar su posterior desarrollo, y que los líderes del mundo no dudaran de que la tecnología sería el valor diferencial.

La especie dominante

Sabemos que pertenecemos al reino animal y que somos la especie dominante. Hace una semana aprendí que los humanos tenemos el lenguaje para comunicarnos y esto es algo que no tiene ninguna otra especie en el planeta.

Las diferencias principales están en el sistema cognitivo en cuatro grupos: habilidad para combinar conocimientos para crear, aplicar los conocimientos a problemas, usar los sentidos para crear y entender, y establecer un pensamiento con la información recolectada.

Yo no puedo añadir mucho más a lo que ya han dicho los científicos que han dedicado sus vidas a entender a las especies que habitan el planeta Tierra. Sin embargo pienso por un momento en un extraterrestre que aterriza en nuestro país por primera vez, echa un vistazo y en su informe dice:

“La especie dominante ha desarrollado tecnología que hoy le permite no tener límites ni plantearse barreras”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada