lunes, 26 de marzo de 2012

La calle Internet

Ya es hora, ¿no os parece? Debería haber una calle con el nombre “Internet”. Pero no es eso lo que quiero comentar hoy. He puesto 3 fotografías de calles famosas y por donde a todos nos gusta andar, una en Madrid, otra en Londres y en New York.

Si Internet fuera una calle, lamento decirte que no se parecería a ninguna de estas. En realidad sería más parecido a un gueto, sí y este blog una de las chabolas (ya me critico yo antes que otro lo haga). Piensa en el comercio, por cada tienda de fiar hay 7 en las que te pueden estafar, por cada tienda de marca hay 12 que venden falsificaciones. La mitad de las tiendas son para adultos y te preguntarían la edad antes de entrar, aunque le creerían a un niño si dice que es adulto.

En la calle Internet las personas darían saltos de un lugar a otro. Por cada 10 personas que revisan el precio de un disco de música, 7 se irán sin pagar porque el precio les parecerá muy caro. La mitad de las personas que entren a una tienda de software robarán el programa (en los países anglos 2 de cada 10, en España 4 de cada 10, en China 7 de cada 10). Si robarlo es difícil, hay sitios en los que alguien lo puede robar por ti.

En la calle Internet sus habitantes necesitan cerraduras realmente complicadas, aún así 2 de cada 10 vecinos entrarán a la casa del otro y usarán su nevera y se servirán la compra. Los supermercados de esta calle tienen la mitad de los productos y te limitan a los que quieren. Las fachadas de los edificios están llenas de publicidad, rótulos y carteles que anuncian algo y que te llevan a nuevas tiendas.

Cuando quieres visitar un banco hay que cuidarse mucho porque es como entrar a una casa de espejos, al menos 70 más se parecerán a tu banco y si te equivocas te robarán seguro, aunque cuando entres en el correcto igual te cobrará por todo.

Ya sea por ocio o por trabajo, a la Calle Internet tienes que ir vacunado, hay tantos virus y peligros que no es posible salir sin protección. En esta calle te ofrecerán drogas y sexo 70 veces más que en las calles de las fotografías. Estadísticamente participarás en un ataque cada 3 meses, y alguien usará tu identidad al menos una vez cada 6 meses.

La basura se acumula por toneladas, se duplica cada vez con mayor frecuencia y en vez de limpiar se crean grandes almacenes que consumen tanta energía como un país entero.

La forma de comercio es principalmente de descuentos, se descuenta todo, ropa, libros, películas, medicamentos y hasta la educación. Los habitantes de la calle son más democráticos que en las demás, aquí cada voto cuenta y nadie es forzado contra su voluntad, no hay reglas, no hay leyes, y constantemente se reinventa. La prensa es gratuita y las bibliotecas están siempre abiertas. Las enciclopedias se construyen entre todos, y cualquiera puede dar su opinión.

Los precios no son por productos sino por el origen de las personas, si eres de origen rico pagas menos y si eres de origen pobre más, muy similar a las antiguas castas. En los países nórdicos europeos, en Japón y en Estados Unidos pagan mucho menos que en Italia, España y Portugal, pero estos muchísimo menos que los africanos.

Pero a diferencia de todas las demás calles, en la Calle internet hay mucha ilusión, se reinventa constantemente y crea oportunidades para todos; cada visitante se siente como si hubiese llegado a Oz, si encuentras el camino puedes viajar seguro y descubrir la magia.

1 comentario:

  1. Aún admitiendo que todo los que dices es cierto (Que es suponer demasiado) Internet con todas sus calles y barrios, se parece más a un quimérico paraíso, comparándolo con "el mundo real", corrupto y en pleno proceso de putrefacción.

    ResponderEliminar