miércoles, 8 de febrero de 2012

las profesiones jóvenes tienen mucho por aprender

En alguno de los eventos en los que me han invitado a hablar he contado mi historia conversando con mi padre, él trabajó en el sector financiero, tuvo la oportunidad de dirigir los departamentos financieros de grandes empresas, y un día conversando pude entender cuánto le falta a los profesionales de TI para estar en la posición en la que están los financieros, y me refiero a la relación que tienen con el Negocio y la posición que ocupan en la toma de decisiones.

Desde entonces creo que los informáticos tenemos mucho que aprender de los financieros, profesionales que nos aventajan por varias décadas de experiencia.

Y en ese sentido es importante recordar que siempre podemos aprender, y si estamos de acuerdo con esta frase entonces aprender, no simplemente estar de acuerdo.

La semana pasada mantuve una conversación con un muy querido amigo y recordé la historia que contó un profesor de HBS en referencia a lo que podemos aprender de la Escuela de Medicina. En este caso el ejemplo lo hizo en referencia a las Escuelas de Negocios.

Cuando te toca visitar un hospital muchas veces puedes ver cómo te atiende más de un médico, y es que muchos hospitales tienen acuerdos con universidades para que quienes estén en los años antes de graduarse y recibir su permiso para ejercer la medicina puedan ir y trabajar en casos reales. En este caso no se trata de los típicos “casos de estudio” que solemos trabajar y donde no pasa nada si te equivocas, aquí estamos hablando de empezar a practicar con seres humanos.

Por supuesto supervisados, pero empezar haciendo.

En algún momento de la historia se nos ha torcido la forma en que los próximos profesionales aprenden. Hoy sale más de uno de la universidad de una vez con un Máster, por qué no. Máster antes de haber hecho nada en la vida, pero Máster.

Tampoco es que lo critique. Si a los 25 puedes tener el trabajo que corresponde a los 40 por qué no optar por él, total no es el riesgo del candidato sino de quien le entrega el puesto. Claro salvo cuando se trate de tareas importantes.

Aprender no termina en el aula.


Posts relacionados:

1 comentario:

  1. En sí no comentas tu experiencia "específica, real" de porque hay que aprender de los finacieros.

    ResponderEliminar