jueves, 19 de enero de 2012

Invictus, encuentra tu propia inspiración

Este fin de semana he visto quizá por quinta vez la película Invictus, y quizá debería reservar tiempo en mi agenda para verla al menos dos veces al mes. Quizá no todos tenemos trabajos con la oportunidad de transformar a tantas personas, pero sí deberíamos pensar muy bien el tipo de influencia que somos y cómo inspiramos a otros o cómo nos inspiramos nosotros mismos.

A mí me encanta mi trabajo, y me encanta lo que hago profesionalmente y personalmente, pero aun así, de vez en cuando no está de más buscar un poco de inspiración:

Poema Invictus

Junto con el poema central de la película, una canción “9000 días” que hace referencia al tiempo que Mandela estuvo en prisión, tiempo en el que podría haber pensado en su venganza, pero en vez pensó en cómo cambiar, perdonar e integrar.

De la noche
que me cubre
Estoy Sin miedo
Creo
Más allá de este lugar
de la ira y lágrimas
Más allá de las horas
que a su vez al año

Doy las gracias a todo lo
Lo que Dios puede ser
9000 días se dejaron de lado
9000 día del destino
9.000 días para agradecer a Dios donde quiera que se puede

No importa la circunstancia
elevarse por encima de
Me arriesgué
Doy las gracias a todo lo
Lo que Dios puede ser
9000 días se dejaron de lado
9000 día del destino
9.000 días para agradecer a Dios donde quiera que se puede

Oh ~ del corazón roto que a su vez a la piedra
Puede romper la tierra, pero el mío es dolor

1 comentario:

  1. Marlon;

    Algo que nos motiva, que nos llena, que nos impulsa, que nos activa, en momento de línea plana, hace que nos que sitúe de nuevo en el camino correcto, ya sea una cita, poema, película o libro.

    Son fundamentales, para dicha motivación.

    Un saludo

    ResponderEliminar