lunes, 5 de diciembre de 2011

lo tuyo es mío y lo mío es mío también

El viernes pasado hubo una jornada decisiva en el Palacio de la Moncloa, entre el Presidente de España y sus Ministros. La encrucijada de la aprobación de la “ley Sinde”, una ley que tiene la intención de proteger y sancionar el mal uso de los derechos de la propiedad intelectual. No pretendo analizar dicha ley, yo creo que tenemos a quienes hemos votado para hacer las leyes, y como no hemos votado por conocimiento y capacidad, lo que nos queda es lo menos malo, y no lo mejor.

Mi TimeLine en Twitter ardía el viernes por la tarde, en mensajes a favor y en contra de proteger la propiedad intelectual, y con todo tipo de noticias. Yo no consigo salir de mi asombro, cómo es posible que alguien en occidente y en una sociedad fundamentada en el respeto a la propiedad privada, existan pensamientos contrarios a la propiedad intelectual.

Principio básico de la economía: el nivel de vida de un país depende de su capacidad para producir bienes y servicios; y por supuesto cobrar por ellos.

Hagamos un rápido análisis de la propiedad con bienes no consumibles:

Relación

vivienda

coche

Fabricante construye y entrega la totalidad del inmueble construye y entrega la totalidad del bien mueble
Consumidor posee el inmueble, lo protege y lo asegura. Por lo general lo habita y sólo permite la entrada a invitados posee el bien y obtiene sus beneficios haciendo uso del mismo. Hace uso exclusivo y solo permite la entrada a invitados.
violaciones robos o entradas no autorizadas se consideran violaciones y son perseguidas y penadas por la ley. robos y daños se consideran violaciones y son perseguidos y penados por la ley.
Gobierno el consumidor quien tiene el título de “propietario” paga impuestos anualmente. La Seguridad cuida la propiedad y hay instituciones para su protección. el consumidor quien tiene el título de “propietario” paga impuestos anualmente y mantiene una relación basada en unas reglas de uso

La tabla anterior la puede escribir cualquiera, seguro que he cometido errores técnicos desde la perspectiva legal, pero seguro que todos están de acuerdo en cómo funciona. Los conceptos “propiedad” y “propietario” los tiene claros y no hay dudas.

Ahora analicemos la misma información con la propiedad intelectual, que si se presta la atención debida, el lector encontrará la palabra “propiedad” antepuesta a la palabra intelectual. Notará que la forma de cobrarse es diferente, una sola persona no podría pagar el trabajo de escribir un libro durante dos años:

Relación

programa (software)

música

Libros

Fabricante (autor) puede registrarlo como propiedad intelectual, da mantenimiento y crea nuevas versiones el creador registra la música, la letra y  los discos; normalmente con la ayuda de una empresa especializada (discográfica) el creador (escritor) registra la obra con la ayuda de una empresa especializada (editorial)
Consumidor paga un derecho por uso de licencia, normalmente por usuario paga un derecho de uso y propiedad de un medio, CD, MP3 o algún otro medio paga por lo general por la propiedad de una copia, ya sea impresa o digital
violaciones es posible denunciar e iniciar procedimientos. El más importante es por robo y  por un competidor por “competencia desleal” prácticamente nada, actualmente no hay procedimientos importantes. Se unen en asociaciones para ejercer presión la realidad es nada. Incluso en los colegios y universidades se hacen copias
Gobierno no cobra impuestos de propiedad. No busca y persigue a los infractores no cobra impuestos de propiedad. No busca y persigue a los infractores no cobra impuestos de propiedad. No busca y persigue a los infractores

Como se puede ver, propiedad es propiedad, pero por lo visto la propiedad intelectual es de segunda categoría, cuando en realidad el país puede avanzar mucho más con la creación de propiedad intelectual y de servicios, que con la construcción de viviendas. Cómo es posible que alguien sugiera que debe tener derecho de “descargar” una canción sin ningún tipo de pago, pero no esté de acuerdo en que un desconocido entre en su casa y se beba una cerveza de su nevera. ¿Cuál sería la diferencia?

3 comentarios:

  1. Como bien dices es un problema complejo y lo has plasmado bastante bien pero bajo mi punto de vista las conclusiones son erróneas.

    Hay una grándisima diferencia entre el primer grupo y el segundo, y se basa en los conceptos "consumición", "tradición" y "tangibilidad".

    El primer grupo es fácilmente comprobale como se gasta y se aprovecha el bien (ej: el uso que obtenemos de una casa), mientras que por el otro lado no obtenemos la medición de esta consumición (ej: un programa informático funciona de forma igual desde el primer al último día).

    La propiedad intelectual es un invento bastante reciente si lo comparamos con la propiedad de bienes, esto da una tradición que es asumida sin ningún tipo de cuestionamiento, mientras que la otra parte si q es cuestionada.

    La falta de una percepción física o tangible de la propiedad intelectual no ayuda a su correcta valoración ya que por qué debo pagar por el trabajo que hizo una persona hace 15 años si a mi me pagan por el trabajo que estoy realizando hoy?.

    También añadiré que no es lo mismo la propiedad intelectual sobre la música que sobre software y muy diferente sobre libros.

    ResponderEliminar
  2. Con más frecuencia escucho la frase "pagar a los hijos" o "pagar 15 años". Pero nadie dice, dejo de pagar.

    He contado muchas veces que una vez en Atlanta compré un libro para invertir en bolsa, tenía unos $15K para hacerlo. Después de leer el libro me convencí de que no debía invertir y un mes después hubo un lunes negro.

    Yo creo que se puede medir todo.

    Por otro lado, si no quieres pagar por la música de Queen pues no la compramos y que bajen los precios o que no le vendan a nadie. No estamos obligados a consumir.
    Muchas gracias por el comentario, completamente de acuerdo con la última frase.

    ResponderEliminar
  3. Marlos, creo que haces una buena exposición, pero es difícil que se entienda en un entorno como el español. Algunos crean contenido con el dinero público y después creen que lo "regalan" o que "comparten" de buena fe, cuando en realidad están haciendo competencia desleal. Unas cuantas demandas es lo que necesitamos, a ver si la gente empieza a usar mejor el cerebro y entiende de qué va esto, y que nadie trabaja gratis.

    ResponderEliminar