miércoles, 7 de diciembre de 2011

de Madrid a Helsinki en bañador

Ayer llegué a Helsinki, Finlandia, en realidad no he viajado en bañador pero podría haberlo hecho. El absurdo vivido desde la Terminal 4 hasta la entrada en mi habitación es sencillamente un momento de irracionalidad.

Al salir de casa hacía 9 grados y además pensando en que estoy viajando prácticamente al Polo Norte he cogido un jersey y un chaquetón, y en la maleta he puesto además una bufanda, gorrito y camisetas interiores, previendo el frío que me espera; como siempre se ha dicho, más vale prevenir.

T4 aeropuerto de MadridPero nada, la Terminal 4 (T4) en el aeropuerto de Barajas Madrid estaba preparado para ir en pantalón corto y sandalias, de hecho todo el mundo sentía calor, era tema de conversación, además todos empezamos a quitarnos capas de ropa. Ahora puedes ver a todo el mundo cargando además de la maleta los abrigos y demás. La entrada al avión no fue menos, no sé como consiguen calentar a ese nivel la cabina del avión, sin contar que no hubo espacio para maletas pues estaba lleno de abrigos, había un grupo que viajaba junto y de hecho llegaron a elevar mucho la voz con los sobrecargos por causa de la temperatura.

Debo decir que la escala en el aeropuerto de Bruselas fue la que tenía más sentido, pues la temperatura permitía al menos mantener una pieza de abrigo puesto. Llegando a Helsinki a las 23:00 el aeropuerto estaba tan caliente que podría haber pensado que estaba aterrizando en República Dominicana, y en el Hotel, he tenido que abrir la ventana a eso de la 1:00AM para que refrescara, y así la dejé el resto de la noche.

Que absurdo, si estamos en invierno vamos a viajar con los implementos que necesitamos para el invierno, cómo vamos a invertir cantidades desmedidas de energía en calentar algo y pasar de cero grados a una temperatura poco sana de casi 30 grados. Pero además, cómo evitar que el minuto que te toma en salir de un taxi y entrar en el Hotel no te cause un resfrío con esos cambios de choque.

Además de sentido común, necesitamos tecnología como GreenIT que ayude a crear sistemas inteligentes que ayuden a mantener un clima apropiado mientras consume el mínimo posible y no crea impacto en los seres humanos.

2 comentarios:

  1. En relación a la inteligencia de los sistemas, creo que primero deberíamos intentar que la "inteligencia" humana tuviese un mayor protagonismo... pensar es, casi, gratis y suele dar buen resultado, no siempre lo tenemos en cuenta.

    Un excelente comentario, como siempre.

    ResponderEliminar