miércoles, 16 de noviembre de 2011

trae tu propio equipo al trabajo

En inglés la iniciativa se llama “bring your own device”. Merece mucha atención puesto que cambia las reglas de uso y disfrute de los equipos en la empresa y en el entorno personal, así mismo en Europa presenta retos interesantes, muchos más de los 5 que pretendo comentar en este post.

ipadNo sé qué ha sido el disparador, pero seguro que hay dos razones que son parte poderosa del mismo, Apple y el bajo precio del actual hardware (no necesariamente del hardware Apple). Por un lado está Apple que ha creado todo un culto alrededor de su hardware y que hoy cuenta con un buen número de seguidores, y que sigue creciendo; en las décadas anteriores era exclusivo de los diseñadores y publicistas, y nadie más.

Hace 5 años había que planificar al menos 1200€ para tener un PC con los requisitos mínimos para un empleado (hace 10 años al menos 2000€), hoy se puede tener mayor capacidad como es de esperar con los avances tecnológicos, pero por la mitad del precio.

La iniciativa

Las empresas que están adoptando la iniciativa (que nace una vez más en Estados Unidos) lo que hacen es no comprar equipos para los empleados; ni PC ni teléfonos. Le dan una cantidad de dinero al empleado al momento de entrar a trabajar y es el empleado quien compra los equipos que le parezcan. Si gasta menos, se queda con la diferencia, si gasta más aporta la diferencia.

La propiedad del equipo se queda en el empleado, quien además es responsable de contratar el equipo con seguros y mantenimientos, pues si algo le pasa a los mismos, son los equipos del empleado no del empleador.

Cada año recibe una cantidad para que renueve los equipos, no necesariamente igual, puede ser mayor o menor. Por lo visto algunos tienen reglas que obligan a dicha renovación, otros lo dejan a libre elección del empleado.

blackberryComo concepto me gusta, primero porque me gustan los cambios y las propuestas atrevidas, y segundo porque tengo la sensación de que los empleados se sentirán a gusto con sus propias cosas, aunque alguno seguro que se arrepiente en el camino. Aun así, veo que hay muchas cosas en las que trabajar principalmente en el entorno legal europeo:

  1. Lo primero es que tenemos que acostumbrarnos a trabajar por objetivos. Es evidente que si alguien decide no comprar ordenador y compra un iPad por ejemplo, puede que sea más productivo, puede que no; el caso es que a efectos de la empresa el trabajo tendrá que hacerse.
  2. El software representa un reto importante, primero porque quién paga la licencia y cuál, y segundo el control y la legalidad de la misma. En estos casos la mejor respuesta es “cloud computing”. Un sistema operativo básico y acceder a todos los programas en la nube (en Internet), lo cual representa un reto para momentos en los que viajas en un tren o un avión y tienes limitantes de conexión.
  3. Ahora hablemos de la propiedad intelectual. Cuando se investiga y se crea contenido es importante el equipo que se usa, el autor nunca se pierde, pero por ejemplo si escribes un artículo en tu fin de semana con el equipo de la empresa, tú jamás perderás la autoría, pero la propiedad es de la empresa que ha proveído las herramientas. Ahora parece que se podrían cambiar las cosas, o que necesitaremos contratos especiales.
  4. Qué pasa si hay una avería. Uno de los requisitos es tener contratado un servicio de mantenimiento y un seguro, pero eso no evita que la incidencia pueda ocurrir y como es normal, unos minutos antes del momento cuando más se necesita. Podría decirse que con tener algunos equipos para prestar en estas situaciones bastaría, pero sería todo un reto por la diversidad que puede haber en las elecciones de las personas. Quizá una gran oportunidad para EyeOS, que ya comentaré en otro momento.
  5. Finalmente me preocupa la seguridad, privacidad y control de los datos. Simplemente comentarlo resultaría en un artículo completo, hay tantas preguntas que sería necesario resolver aquí, y seguro que las leyes y los responsables de las mismas no podrían ni entender la pregunta. Este sería un reto mayor.


Nota 1: en la universidad decíamos “BOB” para una fiesta de “bring your own bottle” (trae tu propia botella), seguro que esta iniciativa acabará llamándose “BOD”.

Nota 2: toda nueva iniciativa tiene retos, yo creo que en esta en particular hay más beneficios que dificultades, y que los retos merece la pena afrontarlos de cara porque traerán enormes beneficios incluyendo otros sectores e iniciativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada