lunes, 14 de noviembre de 2011

llamando por teléfono en el iPad

Parecía una broma cuando Steve Jobs lanzó el iPad por primera vez y muchos aprovecharon para decir que era un iPhone 4 veces más grande. Pues tal parece que no fallaron en la predicción, aunque seguro que no lo decían en serio.

Entre tantas nuevas tendencias hay una que suma un iPad + Skype, evidentemente pronto involucrará a otras tabletas, pero por ahora nace en el famoso, popular y muy deseado dispositivo de Apple.

La idea es la siguiente. El empleado de una empresa tiene un iPad (suyo o de la empresa, en la mayoría de los casos suyo), la empresa contrata el nuevo servicio de Skype Corporativo que le permite tener números de teléfono asociados y que incluye un gestor de llamadas, compra el auricular de triple banda que permite tener además micrófono, como el que se usa con el iPhone o con un teléfono Blackberry; y listo, ya tienes teléfono corporativo.

Un poco más de detalles, el servicio de datos lo puede pagar la empresa, lo que ocurrirá es que siempre tienes Skype activo, cuando recibes llamadas, ya sea de un teléfono normal o de un terminal con Skype (un PC, o una tableta) el usuario puede responder y hablar con el micrófono.

Puede parecer un poco incómodo, pero tal parece que a muchos les gusta la idea. El ahorro parece ser importante, incluye un contrato de datos con la compañía de telecomunicaciones y el contrato con Skype, que en bloques suele ser mejor que cualquier plan de llamadas de los tradicionales.

Esto añade otras ventajas, como las llamadas internacionales y las llamadas con contactos de Skype, principalmente a trabajadores de una misma empresa en diferentes geografías.

Google está trabajando en un programa más agresivo al menos en precio, y ha empezado a promoverlo en Estados Unidos, ya veremos si nos llega a tiempo.

Finalmente la idea tiene un truco adicional, que algunos expertos de Recursos Humanos han querido comentar, he leído opiniones en favor y en contra. Está relacionado a la cuenta de Skype, si el usuario usa la suya propia (personal) entonces puede tener muchas interrupciones de amigos, o contactos que simplemente quieran poner un saludo en el chat o llamar por temas sin importancia simplemente porque están en casa con el programa abierto. Igualmente el otro riesgo es que cuando el empleado abandona la empresa en su cuenta siguen los contactos de negocio. Quienes están a favor dicen que esto es favorable, pues lo que debe hacerse es una cuenta nueva para el empleado con el correo de empresa, y así no tiene contactos personales y cuando el empleado deja la empresa se puede “heredar” la cuenta a una nueva persona simplemente renombrándola.

Tal parece que de ahora en adelante veremos a las personas conectadas a sus tabletas, y ya empiezo a ver la mano de Microsoft en las actuaciones de su nuevo activo Skype.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada