martes, 2 de noviembre de 2010

CIF del Emprendedor

El pasado viernes 22, durante la conferencia magistral que dio Pilar del Castillo en el foro España Innova, ella sugirió una idea que no anoté en el post que dediqué al evento. Principalmente porque quería madurar un poco más lo que dijo.

Hablando de la necesidad imperiosa de que Europa lidere el desarrollo, el I+D y la producción de conocimiento, dio una idea para España que es digna de analizar.

Algo que es un realidad es que en España estamos a la cola de Europa en productividad y desarrollo de nuevas tecnologías, tanto que a nivel mundial ocupamos puestos muy lejanos. También es una realidad que pasado el boom inmobiliario, no podemos vivir todos del jamón y el vino, por lo que es necesario que subamos al tren de la innovación.

El país que todos conocemos y sabemos que lidera es Estados Unidos. Cuando mencionas 10 productos que son eje de la economía digital, seguro que 8 o 9 son patentes americanas (aunque hoy se construyan en China o Japón. Y si echamos un vistazo al Internet, 9 de las 10 webs que dominan el ciber espacio son de ese país.

Si echamos otro vistazo, más fácil si lees mi post al respecto, y vemos las marcas que han ido liderando nuestro entorno, encuentras además que la mayoría nacieron de la mano de un emprendedor, y en muchos casos en el garaje de su casa, las historias son por demás conocidas por nosotros.

En España no tenemos las condiciones para emprender, y evidentemente no se trata de tener o no un garaje, sino de las condiciones para que un emprendedor arriesgue y emprenda. Es muy caro y complicado intentar emprender. No hay un entorno que pueda favorecer el inicio de un proyecto, tanto en la financiación como en los costes iniciales.

La idea que propuso Pilar del Castillo fue crear un CIF (Código de Identificación Fiscal) para emprendedores. Me encanta. Un CIF que pueda crear una organización que no requiera de ser S.L. o S.A. con lo complicado y caro que resulta iniciar, ni que decir de lo imposible que es por ejemplo en La Comunidad de Madrid obtener una licencia de operación, amén de las incoherencias que se piden, y los trámites tardan más de ocho meses gastando tiempo en tramitaciones inútiles, en el caso de un emprendedor seguramente desistirá de la idea principal sólo por el desgaste que conlleva.

Evidentemente no nos podemos quedar por años emprendiendo, el CIF tendrá que cambiar a iguales condiciones quizá en un año, o cuando los ingresos superen los gastos, o cuando saque su segunda nota de prensa. Pero el caso es que algo debe hacerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada