martes, 23 de noviembre de 2010

cambio mascota por facebook

Hace un par de meses instalaron un cibercafé al lado de la salida de metro que suelo utilizar cuando voy a casa. Está a pie de calle, y tiene una ventana enorme por donde se pueden ver las pantallas de al menos cinco PCs.

Es imposible no echar un vistazo cuando paso al lado, no necesariamente por su parecido con una vitrina, sino porque suelo pasar de noche y la luminosidad del sitio llama la atención.

El caso es que el uso normal de esos equipos es con juegos en red y redes sociales. No he visto nada más. Nadie usando una hoja electrónica, o un procesador de texto, mucho menos un gestor de proyectos. Y no es que quiera comentar si los chicos deberían estar haciendo los deberes, sino que todo lo que se hace es social. Redes Sociales.

También podríamos reflexionar sobre el hecho de que en el local antes había una tienda de mascotas, ahora un sitio de ocio con redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada