martes, 9 de marzo de 2010

De qué color es ITIL®


¿de qué color es ITIL? Y ya que estamos ¿a qué huele y qué forma tiene?

Os parece que no es una pregunta razonable. Pues lo es. Esta semana, y supongo que un poco cansada de que yo hable de ITIL o utilice ITIL como analogía y un poco de prepotencia asumiendo que todo el mundo sabe qué es, me lo ha preguntado una consultora de negocios. Ella suele trabajar en varios proyectos a la vez, dos o tres empresas de forma concurrente.

La pregunta fue un poco más en plan “Si entro a una empresa cómo sé que tienen ITIL”. Buena pregunta. En varios de mis post hice énfasis en que no se trata de la tecnología, sino de que la tecnología NO interfiera con el proceso de negocio.

Lo siento, no tengo respuesta para esa pregunta. No sé de qué color es ITIL, pero definitivamente debe tener el color del cliente, y del proceso de negocio que apoya. La forma que tienen es la que encaja perfectamente en la actividad del negocio. Y respecto al olor… no huele, ni bien ni mal, simplemente no huele.

Todo esto se trata de cultura empresarial. Le ponemos muchos nombres pero va de eso. La empresa donde los empleados son felices y sienten que están aportando a la misión de la misma, son las empresas que han conseguido una cultura empresarial de equipo y han podido potenciar a sus empleados. Las empresas que tienen una vocación de servicio al cliente y de atención son las que han internalizado al cliente en su cultura. ITIL es todo esto pero en visión “departamento de TI (empresa), cliente (el Negocio)”.

Si en la empresa dicen que “este programa es una ruina” o que “ya!, si cae en TI de ahí no sale”, o “que raro, el sistema caído”; no significa que no hayan aprendido ITIL, inclusive podrían estar todos los de TI certificados en ITIL,  da igual, fueron al aula, entendieron la teoría, aprobaron el examen y no aprendieron nada. Si fue en mis aulas los envías de nuevo, en garantía.

Los marcos de referencia y los métodos los usamos para entender lo que queremos obtener. Algo así como el ejemplo perfecto. En algunos casos lo más similar a “Utopía”, pero ocurre lo mismo que en marketing, da igual que pongamos un slogan que diga “nos encanta la gente”, si no es parte de la cultura no te acerques a ese lugar.

ITIL son buenas prácticas para que los departamentos de TI puedan ver el camino y el objetivo, de cómo la tecnología se integra al negocio, y lo apoya como si hubiese estado ahí toda la vida. No se trata de tener un catálogo, o un SLA, un Plan de Capacidad, o un Plan de Continuidad, ni tampoco de certificarse en ISO20000; estos son ejemplos de lo que debes tener.

Si después de esto sales a detallar el SLA, es que sigues sin pillarlo.
.

3 comentarios:

  1. Por lo que dices o por lo que yo entiendo, no se trata de aprender ITIL, se trata de creer en ITIL...

    Si confías en lo que has aprendido, indudablemente lo aplicaras, de lo contrario, como tu dices, no sirve...

    Un buen punto para aquellos que transmiten ITIL al resto...

    ResponderEliminar
  2. esto suena a religión :) muy bueno el artículo

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios. En realidad me han inspirado a escribir un nuevo post, lo subo mañana a la tarde.

    El caso es que aunque suene a religión, lo que buscamos es creen en el objetivo final, NO realmente en ITIL, sino en lo que serémos capaces de hacer si implantamos ITIL.

    El objetivo de ITIL es "integrar TI en el Negocio", si esto es algo que nos parece interesante de hacer, entonces implantamos ITIL, de lo contrario hacemos otras cosas que aporten valor al Negocio.

    ResponderEliminar