jueves, 26 de febrero de 2015

¿Nos oponemos a los terremotos?

Esta semana sentimos un terremoto en Madrid. Yo puedo decir que estoy medianamente acostumbrado, aunque posiblemente nadie pueda llegar a acostumbrarse del todo.

Durante el movimiento, estando en la planta 5 del edificio de IDG Communications, recordé lo importante que es construir un edificio que sea capaz de adaptarse a estos movimientos de tierra.

Lo que quiero decir, es que no habría escrito este post, si el arquitecto del edificio no estuviera de acuerdo con los terremotos, y por lo tanto hubiese construido un edificio que ofreciera resistencia a los terremotos. Ya que en un pulso entre terremoto y edificio, seguramente el edificio perdería, incluyendo a sus inquilinos.

Ahora llego a la reflexión, ¿construimos soluciones y productos capaces de adaptarse a los cambios, o los hacemos resistentes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los usuarios de WhatsApp indignados con el cambio en la política, se marchan de la plataforma

 Tengo mucho que opinar al respecto, pero un tema en particular que me llama poderosamente la atención es cómo un modelo de negocio que empi...