lunes, 4 de diciembre de 2017

Yo me había creído que la Tierra era redonda

Me declaro futurista, y me declaro transhumanista. ¿Qué es esto? No es una religión, es un creer que el futuro es mejor, que algo entiendo de su construcción, y que la humanidad se mejorará con tecnología.

También me declaro creyente en la raza humana, tengo mucha fe.

Hoy me ha entristecido que El País, publique un artículo con tanta dureza en contra de José Luis Cordeiro, yo le respeto y le tengo aprecio. Con él, comparto mucho de lo que cree, no digo todo porque no conozco todo en lo que cree.

Cordeiro se didica a contar en foros relevantes, su visión del futuro, y algunas de las frases que usa es que los humanos alcanzaremos a ver “la muerte de la muerte”. La lástima, es que el autor del artículo, parece no creer, y está en su derecho, pero me permito recordarle que no cree en lo que hoy existe.

El humano ya está siendo mejorado, de hecho a uno de ellos le hemos dado un premio Princesa de Asturias, la noticia también hizo eco en El País.

noticia-elPais-hugh-herr

Yo también me emociono cuando leo noticias de avances científicos, y por supuesto cuando contrasto las fuentes, como en el caso de una de las noticias que Cordeiro suele mencionar con mucho entusiasmo, el experimento dirigido por Juan Carlos Izpisúa, que también publicó El País con un tono sensacionalista y a la vez entusiasta: “Un grupo de investigadores revierte el envejecimiento en ratones”.

noticia-elPais-ratones

Por supuesto una noticia como la anterior, no me hace pensar que mañana mismo ya se podrá usar en humanos, pero me hace creer que ese es el camino, salvo que el objetivo sea conseguir ratones ancianos. No obstante, resulta que en el artículo para atacar a Cordeiro, se usa también a Izpisúa como fuente acusadora (sigo creyendo en el humano y esperaré a escuchar qué opina éste último de cómo se han usado sus declaraciones).

¿Cómo detectar una noticia falsa? cuando se cite a “la comunidad científica” esta es una prueba infalible, nadie entra en la sala donde está la comunidad científica y les hace levantar la mano.

Tengo mucho más que decir, pero cierro este post con el comentario (autorizado) de Carlos Enrique Rodríguez, también transhumanista:

galileo-charlatan

No hay comentarios:

Publicar un comentario