viernes, 24 de junio de 2016

Tengo que admitirlo: Mariano Rajoy tiene razón

Por primera vez, y porque pierde votos y lo necesita urgentemente, el Presidente del Gobierno del Reino de España acudió a un programa de televisión, el elegido fue el programa que dirige Pablo Motos, El Hormiguero.


“Las Hormigas” (los personajes del programa) simularon un interrogatorio de prensa y le preguntaron si usa un “teléfono rojo” para las llamadas importantes, y el presidente respondió que existe pero que nunca lo ha usado, porque es muy complejo de usar. En el siguiente vídeo puedes ver la pregunta y la respuesta completa:



Un sistema demasiado seguro y tanto como para ser complejo se convierte en inútil y consigue todo lo contrario, que el usuario pierda el interés por la seguridad, que asuma riesgos, y como consecuencia final, olvide la importancia que tiene. Si lo hace el presidente del gobierno, quién no lo haría.


Lo peor es que los expertos en seguridad preparan e invierte en sistemas complejos, y después no hay nadie con suficiente autoridad que le diga al presidente (del gobierno, de un banco, de un hospital) que no puede ir por su cuenta.


Una característica a la que no puede renunciar el equipo de diseño de la seguridad, es la facilidad de uso. No es opcional.


El segundo paso es el sentido común. Ahora mira el siguiente vídeo donde Susanna Griso, conductora del programa “Espejo Público”, cuenta una anécdota al parecer muy inocente de su visita a una reunión del Consejo de Ministros de España. 


Los ministros (los directivos de las empresas) también quieren una vida cómoda, pero necesitan pequeñas, muy pequeñas guías de sentido común que les ayude a guardar un mínimo de seguridad; estamos llenos de ejemplos de indiscreciones, y parece que algunos se acostumbran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada