domingo, 8 de mayo de 2016

¿Cuál es el resultado de sumar a Apple y a SAP?


Apple y SAP han firmado un gran acuerdo para unir fuerzas en pro de la empresa, de la movilidad, y de la productividad en el uso de hardware y software. La noticia tiene tanto impacto que se ha publicado en casi todas las revistas del grupo IDG (verla noticia en CIO). Sin ninguna duda estas son dos grandes y potentes empresas, y al leer la noticia a mí me provoca ideas opuestas, y por eso escribo este post (ya sabéis, me resulta más fácil compartir mis ideas y pensamientos).

SAP es sin ninguna duda el líder absoluto de los ERP y CRM. Yo no tengo ninguna duda de que es muy potente y que se puede hacer casi cualquier cosa con este producto. Pero también estoy convencido de su complejidad, y probablemente sea también el líder en ese campo. Lo he escrito varias veces en este mismo blog, las historias son la evidencia. Hay pocos sitios (como en la Comunidad de Madrid) donde se pueda decir que se implantarán 100.000 licencias de SAP, no cualquier programa está preparado para esto, ni cualquiera pasaría 4 años sin poder conseguirlo. SAP es tan complejo que las universidades han creado posgrados para dominar un módulo, y cuando he asistido a los actos de graduación he escuchado la humildad de los estudiantes diciendo “no estar seguros de dominar al menos un 60%” del producto, como si se tratara de matemática cuántica o de probar la teoría de cuerdas.

Apple es sin duda el “genio” de la simplicidad. Como todo partió de lo muy complejo a lo fácil. Con el Apple II consiguieron hacer el PC más simple del mundo, hasta llegar al iPhone, antes de este dispositivo nadie se había atrevido a lanzar un teléfono con un solo botón. Yo me lo he soñado mil veces, si estuviera en los zapatos del genio de Jobs, no creo haber lanzado un teléfono con un solo botón, más simple no es posible. Solo hay que ver a los usuarios de Android o de Windows cuando en el plató de grabación les pedimos que pongan el móvil en “modo avión”, los usuarios de iPhone casi ni miran la pantalla.

Desde luego esta alianza es buenísima. Corrijo, es brillante. Hasta hoy creo que no hay un solo fabricante que de móviles que haya tomado el relevo del olvidado BlackBerry. Todos los móviles están concentrados en hacer un selfi estupendo, o en que sean resistentes al agua. No hay un solo anuncio en la tv que enseñe a un empleado de oficina. Ni siquiera Microsoft ha llevado a Nokia a ser un compañero de la empresa, de hecho ha sido hasta este mismo mes que Microsoftrecordó que la empresa no puede comprar Apps una a una y unida al móvil y no al empleado. Así que el mercado de los móviles en mi opinión todavía pude duplicarse con los móviles de empresa siendo útiles en la empresa.

¿Qué saldrá de esta alianza? Honestamente no tengo idea. Es que no consigo imaginar una reunión de diseñadores de SAP y de Apple en una misma sala, no puedo por más que me esfuerzo imaginar los prototipos de unos y de otros. Ya que imaginar es gratis, si los diseñadores de Apple fabrican la interfaz de SAP harían una pantalla muy similar a la ventana del buscador de Google. Pero también imagino a  los SAP haciendo un teléfono, lo que veo es algo como un cubo donde en cada una de las caras hay algo muy similar a una calculadora científica.


Les deseo mucho éxito, los empleados lo merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada