martes, 1 de octubre de 2013

Ya sabemos que Microsoft llegó tarde con la tableta, pero cometer los errores del novato…

Microsoft hizo algo bien al reconocer la necesidad de un tablet capaz de ayudar al empelado a trabajar. Hasta hoy todas las tabletas se han enfocado en ocio y no tienen capacidad de integrarse en la empresa y permitir trabajar.

Hay una gran oportunidad para cualquier fabricante de dispositivos móviles que sea capaz de desarrollar un dispositivo capaz de integrarse en la red corporativa, en el Directorio Activo, y que permita acceder a las aplicaciones de trabajo normal como el CRM, ERP, Webs corporativas, Videoconferencia, etc.

Y digo que hay una oportunidad porque Microsoft NO la cubrió tampoco con su tableta. Windows RT no se conecta al dominio de la empresa, no puedes instalar las aplicaciones de trabajo y ni siquiera abre las webs de trabajo de Microsoft que usan Silverlight, hasta la aplicación de Skype es más pequeña que la del iPhone.

Parece como si hubiesen creado la tableta y el sistema operativo a toda marcha para ser los primeros; lo extraño es que han llegado al último y han olvidado incluir gran parte de lo que se necesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada