jueves, 18 de julio de 2013

¿Seguro que quieres personalizar la formación?

Con más frecuencia escucho hablar de la “personalización” en la formación de profesionales cuando se trata de aprender el uso de una herramienta o una habilidad para el empleo. Y no me gusta.

Vamos a ver, si es algo que harás una única vez pues entiendo que no se busque el conocimiento completo, pero en los casos en que lo veo nada más lejano.

La semana pasada en una reunión de Partners de Microsoft el representante de una empresa que se especializa en la venta de CRM comentó que ellos mismos formaban a sus clientes, y que lo hacían con gran efectividad pues personalizaban dicha formación para enseñarles solo lo que necesitaban hacer.

Creo que mis preguntas son justas:

¿han comprado sólo una parte del producto? ¿han pagado un porcentaje de la licencia?

¿cree que al producto le sobra algo?

¿Por qué permite el cliente pagar todo y recibir una parte?

¿el cliente no tiene derecho a saber qué más hace el producto?

¿esperan que el usuario descubra las capacidades por casualidad?

¿por qué es el vendedor quien elige? ¿quién paga los errores de los usuarios? –el producto por supuesto ¿el usuario no va a usar mal lo que no sabe?

personalizado

¿En un curso de conducción sólo quieres un tipo de carretera, o en un curso de idioma solo quieres verbos?

Ten cuidado al personalizar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada