lunes, 1 de abril de 2013

LINE supera a Whatsapp, y yo creo que no hay nada dicho en las Redes Sociales

Hace apenas unas semanas que un profesional de las redes sociales me comentó que a esta altura inventar o crear una nueva red social era un sin sentido, ya que ese mercado ya está tomado: Facebook con el ocio, LinkedIn profesional y el tablón de anuncios Twitter.

De entrada tal afirmación me pareció errada, pero por qué voy yo a decirlo sin meditarlo, así que no le respondí nada.

Pues ahora lo digo, no podía estar más equivocado. Como siempre en este mundo está todo por hacer, y quizá las redes que conocemos hoy sean apenas la primera versión de las redes sociales que conoceremos.

La semana anterior se anunció que LINE, la aplicación de mensajería instantánea (y comunicación por voz, lo que cualquiera llamaría una llamada de teléfono) ha superado a Whatsapp en España. 10 millones de usuarios, que se dice pronto.

Vale, no es una red social, pero la de productos que no se lanzaron porque el mercado ya era de Whatsapp. Para empezar Blackberry perdió su mejor argumento de venta con la aparición de Whatsapp, dado que muchos estaban con Blackberry para poder “chatear” con sus contactos. Después fue Apple, sí Apple, su sistema de mensajería ni siquiera despegó, por qué hacerlo, si todos tienen Whatsapp. Pues ya vez, LINE reinventó el mercado. Y no será el último.

¿Por qué extrapolo a las Redes Sociales?

Porque estoy viendo el mismo camino, Facebook ya dejó la alegría del momento y la sorpresa y ahora es como caminar por Las Vegas boulevard, anuncios luminosos en todas partes. Quizá si vas de vacaciones te parezca gracioso y hasta le hagas fotos, pero seguro que no te lo imaginas en tu ciudad. Yo siento a mis contactos de Facebook usando cada vez menos la red, y cada vez más publicidad.

Lo mismo Twitter, aun cuando no está lleno de publicidad, sí es verdad que ya no se interactúa. Ahora tengo más de ocho mil seguidores e interactúo menos que cuando tenía 300. Si le sigues la pista a los twitteros más activos verás que más o menos cada 35 minutos escriben algo, y 24 horas; o sea, estás siguiendo un robot.

Cuando ocurren estas situaciones, se abren las puertas inevitablemente a nuevas oportunidades. ¿Cuál es tu opinión?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada