lunes, 6 de diciembre de 2010

Internet nos ayuda a ser (más) libres

La primera pregunta sería si puede haber estados de libertad, para poder decir más libre o menos libre.

Daniel Marote, experto en redes sociales me comentó que gracias al Internet se siente mucho más libre, y un día tomando un café me pidió mi opinión.

Evitando entrar en filosofías de qué es libertad, entiendo que un ejemplo de libertad es cuando eres capaz de tomar decisiones por tu propia cuenta y sin estar condicionado por el entorno, la clase social, la raza y el apellido. Así podríamos decir que una persona que nace y se cría en una familia media en Pakistán es menos libre que una en Madrid, pero aún así menos que una familia en Boston.

El día siguiente al que Obama fue elegido presidente de Estados Unidos, una profesora de raza negra entró en la clase de un colegio en Boston, en un barrio predominante negro y de los que llamaríamos marginales, y le dijo a sus estudiantes “podéis llegar hasta donde queráis”.

¿Puedo ser presidente?

En Pakistán es un rotundo no, en Madrid es un “no sueñes con ello” principalmente porque no depende de ti, y por más que queramos pensar que estamos en una democracia, estamos en la democracia de unos pocos y no del pueblo, por supuesto no puedes ser rey. Pero parece ser que en Estados Unidos, un chico negro hijo de inmigrantes sí pudo ser presidente.

En qué cambia las variables el Internet. Mucho. Por primera vez puedes hablar y te escuchan. Con la llegada de las redes sociales, las fronteras se han caído y las posiciones sociales han pasado al olvido.

Los que vivimos en un entorno en el que los políticos tienen una realidad muy diferente a la de la mayoría del pueblo, donde se enteran poco de cómo es un día a día “normal” y donde opinan lo que opina su líder, y no su propio criterio. En ese entorno, Internet permite ser alguien con mejores condiciones de libertad, donde alguien que no sea un “famoso” puede hablar, y mejor aún, puede ser escuchado. Bienvenidas las redes sociales, y la neutralidad del Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada