martes, 11 de junio de 2013

Tienes Facebook y menos de 20 años de edad, quizá tengas que cambiarte el nombre

No es exclusivo a Facebook pero principalmente. De la misma forma en que actúa una red social divulgando información que interesa, lo hace con información que quizá no interese.

Los reclutadores usan la red social para investigar a quien están entrevistando o a un posible candidato. Es normal, el equivalente de hace unos años de pedir cartas de recomendación y de llamar a los empleadores anteriores, ahora echan un vistazo a las redes para saber quién es.

El diario ABC publicó una noticia basada en un estudio de YPCC diciendo que el 10% de los jóvenes son rechazados para un trabajo por el contenido de su red social. Creo que se queda corto. No es solamente el hecho de la contratación inicial, la imagen digital marcará también las relaciones que esta persona tenga en el trabajo y con posibles clientes o proveedores. Las empresas han cambiado la forma de reclutar y confían mucho más en las redes sociales para hacerlo, por ejemplo LinkedIn.

Este es un buen momento para los departamentos de Recursos Humanos para que creen políticas y recomendaciones para los empleados en el uso de las redes sociales y en cómo gestionar los perfiles públicos de los empleados. Si no, alguno no tendrá más opción que cambiarse el nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada