jueves, 13 de octubre de 2011

reflexión gratis

No entiendo muy bien las razones que empujan al mundo a un CreativeCommons, es una iniciativa para hacer y crear contenido digital con derechos de autor de uso común, o sea sin pagar.

Hay muchas iniciativas, yo podría entender que en un principio alguien quiera “donar” su trabajo para empezar a ser conocido, pero crear asociaciones y “empujar” para que se desarrolle es lo que no entiendo. Antes de que me juzgues permíteme explicar mi posición.

Yo creo que esto genera dos problemas, por supuesto como todo en la vida, hay partes buenas y malas, y hay claros beneficios, pero la gracia es cuando se hace algo, que los beneficios sean mayores a los riesgos o perjuicios.

Un sector que desaparece

Hacer cosas gratis evidentemente impacta en el bolsillo de quienes suelen vivir de ello. Por ejemplo hay una iniciativa para poner imágenes en bibliotecas con la característica de creativecommons; la biblioteca crece con mucha fuerza y se alimenta desde muchas partes del mundo, hoy tiene alrededor de 5000 fotos pero en 5 años seguro que tiene millones. Ahora pienso en los fotógrafos y las personas que habían hecho de su vida vivir de hacer fotografías o de vender en bancos de fotos, no solo pienso en que dejarán de vivir de ello, sino que además muchos seguro que no alcanzan el retorno de las inversiones que hicieron.

Otro ejemplo es la educación. Hay una creciente oleada de cursos gratis en Internet, de todo tipo y para enseñar prácticamente de todo. De hecho varias universidades están grabando sus clases magistrales y las cuelgan en Internet en libre acceso, la ventaja que tienen es que aunque hagas los cursos “online” no te darán la titulación. Pero ahora piensa en todas las personas que vivían de dar formación, en 5 años es probable que no exista su medio de vida.

Mi último ejemplo es el software, hace años que hay una corriente de software libre y personas que consideran que el software debería llegar a ser gratis,algo así como decir que todos los empleados de empresas como Microsoft, CA y McAffee debería dedicarse a otra cosa.

Bajada en la expectativa y la calidad

Qué se puede esperar de algo que es gratis. Por ejemplo, cómo te quejas, a quién le pides responsabilidades, cómo te aseguras de que se dé mantenimiento, cómo planificas el futuro.

La verdad es que no te quejas, no planificas y no validas.

Siguiendo con los ejemplos anteriores:

  • Cuando la única fuente sea las fotografías gratis, y cuando hayan 5 millones de fotos, quién va a querer poner la fotografía número cinco millones uno. Hablando de la expectativa, cuando nos cansemos de las mismas fotos? o cuando no encontremos la calidad deseada, usaremos la calidad que hay.
  • Total es gratis. Esto es algo que me entristece mucho. Entiendo que cada uno cuida lo que es importante, algunos tienen la necesidad de ponerse una marca encima, otros cuidan mucho la imagen que proyectan con un coche; en mi caso es lo que pongo en mi cerebro. Si es gratis no te quejas, pero después de invertir una hora con algo que no merece la pena, cómo recuperamos esa hora?
  • Facebook es un buen ejemplo de “software gratis”. Pueden cambiar lo que quieren, si se cae no tienen que pedir perdón y si eliminan una función, pues que se adapte el mundo, es gratis. ¿Cómo podríamos construir una estrategia basada en un programa sin responsabilidad? Pero una vez más, no hay expectativas.

…en mi pueblo solía decirse “por algo es gratis”


…y esta es mi última reflexión. No he conseguido ver a un cantante que diga que la música debe ser gratis, tampoco a un programador que diga que no se debe pagar por el software, no he visto a un pintor que diga que toda la pintura debería ser patrimonio de la humanidad, tampoco he conocido a un autor que diga que los libros deben descargarse gratis, o a un actor que se manifieste en favor de la descarga de películas o de entradas gratis al teatro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada