sábado, 22 de octubre de 2016

Alma de emprendedor


Los tecnólogos en mayoría estamos acostumbrados  a construir soluciones a los problemas, pero tomando en cuenta riesgos, conectividad, seguridad, compatibilidad, y en definitiva, el máximo esfuerzo posible.

Es el máximo esfuerzo porque el profesional de las tecnologías procura que todo funcione como se espera y a la primera. En especial los profesionales dedicados a la Gestión de los Servicios TI (IT Service Management – ITSM), estos profesionales, de un gremio al que me enorgullece pertenecer, mantienen los cambios bajo control, lo que implica seguridad y un alto profesionalismo en el diseño, construcción y despliegue de los mismos.

Sin embargo el mundo cambia, y acelera. Cuando un CEO de una empresa pide una nueva solución, en su cabeza espera la respuesta en 48 horas, y esto ocurre por muchos motivos, pero el principal es el que menos se menciona, si la App, la web, o el producto espera demasiado dejará de ser necesario.


Por este motivo, al cierre del Congreso de la asociación de profesionales de ITSM, invité a Juanma Romero, el conocido periodista especializado en emprendimiento e innovación para que además de contarnos sus experiencias, nos permitiera adquirir una visión nueva, disruptiva, de pequeños grandes actos que pueden cambiar la imagen, y el rol de la tecnología en la empresa. 

jueves, 13 de octubre de 2016

¿Proyectos de 30 años?




Dedico una buena parte de mi vida profesional a hablar de Gestión de Proyectos y a gestionar proyectos. Algunos de los proyectos en los que participo no son míos, si bien es cierto que en el último año gestiono tres proyectos míos, que para mí son muy importantes, y por lo tanto les dedico mucho esfuerzo y control.

El mejor curso de Gestión de Proyectos lo recibí cuando vivía en Panamá, en el año 1998, curiosamente algo que poco se trabaja es el hecho de que un proyecto tiene (por definición) que acabar. 

En los últimos años he añadido entre las variables el hecho de que el proyecto debe validarse cuanto antes, y de hecho utilizando la metodología de PRINCE2 (mi favorita), constantemente te haces la pregunta ¿Continuamos? Los proyectos ahora son mucho más pequeños, en presupuesto, en equipos y en plazos. Vivimos en una época muy precipitada. 

Una de mis aficiones es el espacio, es una afición media porque no le dedico el tiempo que me gustaría. No obstante ayer estuve documentando (recogiendo documentación y datos) de la Misión New Horizons a Marte, y he parado en un detalle muy importante. Según sus protagonistas los plazos son cortos y conllevan estrés, pero desde que se formuló el proyecto hasta que se lanzó la nave a Plutón, pasaron 17 años, y después del lanzamiento esperar 10 años para la llegada a la primera luna. 

matemática básica, 17 años de preparación y construcción más 10 años de viaje son 27 años. Una de las características necesarias es el hecho de incorporar científicos e ingenieros jóvenes, muy jóvenes, ya que usando las palabras de Mission Control "necesitamos que sigan por aquí cuando llegue la nave".

martes, 11 de octubre de 2016

Los robots humanoides son inútiles

Suelo decirlo y explicarlo en las charlas que imparto, y en algún curso relacionado. Sin embargo es curioso como la prensa, los medios y el público en general sigue entre emocionado e impresionado con los robots con forma humanoide.

Un robot humanoide es totalmente inútil, sirve para una exhibición y poco más. No obstante en algunas de las ferias a las que he asistido, también me ha tocado presenciar cómo la admiración y algún premio lo recibía un robot de éste estilo.

Conversé con Silvia Leal la semana pasada de éste tema, y el fin de semana vi una publicación suya en la que compartía el siguiente vídeo de youtube, un video que muestra lo “tonto” que es un robot que intenta imitar al ser humano.



Los robots van a inundar la Tierra y de esto no hay duda, pero no serán humanoides, serán máquinas que nos ayudarán a nosotros a suplir nuestras deficiencias, o nuestras discapacidades. Por ejemplo, ya que yo no puedo correr a 100 km/h una máquina lo hará y me llevará al lugar donde quiero estar, en el tiempo más conveniente; podría ser un vehículo autónomo. Pero si diseñamos un humanoide que pueda hacerlo, qué gano, yo sigo en el mismo lugar.

Otro ejemplo de mis discapacidades es lo mal que llevo el volar, y no me refiero a subir en un avión, me refiero a hacerme un selfi desde 10 metros de altura, que incluya el edificio donde estoy, en este caso lo menor es un drone, no un humanoide volador. 

lunes, 10 de octubre de 2016

Aerosmith y la realidad virtual



En 1993 la banda de rock Aerosmith lanzó la canción "Amazing" (Impresionante) y el vídeo parecía más que del futuro. Yo debo haberlo visto mil veces, y no solo porque la protagonista fuera Alicia Silverstone (que también), pero como buen amante de la tecnología el concepto de realidad virtual que introducía, sí que me resultaba "impresionante". 

Hoy en casa tengo un casco muy similar al que se usaba en el vídeo, y además no necesito el ordenador, sino el teléfono móvil, el único detalle que todos los "futuristas" no pudieron anticipar; no ocurrió en el vídeo de Aerosmith, no ocurrió en StarTrek, y tampoco ocurrió en Volver al  Futuro.

Pero en mi futuro, la realidad virtual es real, es apacionante, y es todavía más divertida que lo que imaginó Marty Callner (director del vídeo).


viernes, 7 de octubre de 2016

La Justicia no necesita más recursos ni tecnología, necesita ciencia básica


En España nos quejamos constantemente de la justicia, porque tal como dijo Alberto Ruiz Gallardón, anterior ministro de justicia, “una justicia que tarda en resolver es por definición injusta”. Es injusta para ambas partes. Tanto un querellante como el querellado, ambos quieren “salir del proceso cuanto antes”; y aunque así no sea, los ciudadanos queremos que sea tan rápida y exacta como sea posible.

Esta mañana, Toni Cantó, diputado por el partido político Ciudadanos, mencionó una frase de muy buena intención, pero en mi opinión, solo eso, intención. No lo digo porque crea que él no tiene el objetivo de cambiar o mejorar, sino porque la métrica es incorrecta.

En España medimos algo mal. Es un asunto básico y con el que se crece aquí. Se mide la inversión y no el resultado que se obtiene. En los últimos años todos nos hemos quejado de las reducciones en la inversión en sanidad y en educación. En un principio parece que la frase tiene sentido, y podría tenerlo: “Han reducido la inversión en educación y eso es malo”.

La mejor tecnología a la que podemos aspirar está en cada uno, es nuestro propio cerebro. Pero ese cerebro necesita orden, procesos y procedimientos. Necesita enfocar las métricas correctas.



Primero. Es importante que se cambie el lenguaje, y no me refiero solamente al hecho de usar un lenguaje más cercano al Siglo XXI, sino al hecho de escribir menos. Cuando lees la documentación son párrafos y párrafos de “verborrea” inmanejable, quizá con alguna verdad oculta entre una coma y un punto, he imposible de analizar y mucho menos de retener. Los juicios están llenos de estas cantidades de prosa inútil, pero legal y permitida. En el reciente llamado caso Gürtel en el que el Partido Popular es uno más de los acusados, el abogado ha tenido que pedir que le digan de qué se le acusa, porque entre todo el texto no lo encuentra. Es ridículo, tanto el hecho de que no encuentre quien acusa y de qué, pero además que esté sentado ahí si tal cosa es cierta. Lo peor es que lo es, porque se acepta cualquier cosa.

Segundo. Usar esquemas básicos. No bromeo con lo que diré aquí, un curso de Microsoft Excel para magistrados creo que podría reducir el número de casos quizá incluso a la mitad, pero lo que estoy convencido es que bajaría los tiempos y los costes. Hay que tomar en cuenta que el solo hecho de que se cometa un error ya sea porque no se ha leído un texto, o se ha olvidado algo, le cuesta dinero al Estado y a los ciudadanos que han acudido en busca de justicia.

Toni Cantó dice que propone un 10% más de “recursos”, lamentablemente se equivoca. Aumentar un 10% las personas solo saturará un 10% más los edificios. Pagar un 10% más solo encarece la justicia. Comprar equipos solo complica los actos. Cambiar el software es solo un acto. Sin embargo su intención es buena, pero la métrica y la medida incorrecta. Lo mejor de todo es que la solución, desde mi “ignorante” punto de vista, no cuesta más dinero.


La Transformación Digital de la Justicia no necesita tecnología, sistemas de software o hardware. Necesita que hable con ciudadanos que viven en el Siglo XXI, y que no les trate como súbditos de la corte del Siglo XIV. Un poquito de ciencia a los de letras.

jueves, 6 de octubre de 2016

Me han incluido en la lista de los TOP influencers de ITSM y Cloud


Primero pensé que me querían vender algo, pero me respondieron con la máxima seriedad. Onalytica ha hecho una lista del los TOP 100 Influencers en las temáticas de ITSM, donde han incluido Cloud Computing, y según su análisis estoy en el puesto 47 del mundo. Ya por mi cuenta he revisado los primeros 46 puestos y he descubierto que soy el primero español.


 Estudiando un poco más el informe, se refiere a "engagement", o sea no es cuestión de cuanto hablas sino cuando conversas. Me gusta.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Consecuencias del BrexIT para la tecnología


Esta mañana he moderado un webinar en IDGtv dedicado a analizar las posibles consecuencias que puede traer el Brexit al sector de las tecnología. He jugado con el nombre, lo he titulado brexIT.

El Brexit es como se denominó al referendum mediante el cual los británicos votaron si querían continuar en como miembros de pleno derecho en la Unión Europea, o separarse. El jueves 23 de junio de 2016 fueron a votar y para sorpresa incluso del pirmer ministro, la mayoría eligió marcharse. Un gran error desde mi punto de vista, pero la decisión de la mayoría. 

Yo creo que es un error, podría sentarme a analizar muchos factores, pero lo dejaré muy simple, unidos siempre se es más fuerte.

Theresa May, actual primer ministra, anunció el pasado domingo que convocarán el artículo 50, por medio del cual un estado miembro puede pedir su salida, el próximo marzo. Como podéis ver, se toman su tiempo. 

Creo que es un error, juntos siempre se es más fuerte
Respecto de la tecnología, algunos de los puntos que planteamos en el webinar son los siguientes:

  1. La mayoría de los grandes fabricantes de tecnología tienen su base en Londres
  2. La mayoría de las startups cuando se internacionalizan se van a Londres primero
  3. Hoy las empresas que operan en el Reino Unido ya poseen datos de europeos, datos que se entregaron basados en la confianza de que era estado miembro.
  4. Muchas soluciones Cloud Computing tienen su base y copias en el Reino Unido
  5. La lucha contra el cibercrimen será un reto mayor cuando nos separemos
En el webinar se han mencionado muchos otros factores, pero yo quiero dejar uno más. Theresa May dijo al asumir su cargo "Brexit es Brexit", implicando que no hay retorno. Por lo tanto, todas las empresas deberían incluir un factor Brexit. Quiero decir, evaluar los posibles riesgos, entre los siguientes escenarios, pero no limitado a los mismos:
  1. Si interesa el mercado del Reino Unido, entonces considerar abrir una delegación ahí
  2. Si opera en el Reino Unido para Europa, entonces considerar abrir una delegación europea
  3. Si comparte datos entre el Reino Unido y algún estado miembro de la UE, entonces considerar las posibles implicaciones y tomar medidas
  4. Si usa servicios Cloud basados en el Reino Unido, considere duplicar o migrar
  5. Si usa servicios Cloud basados en Europa y está en el Reino Unido, considere duplicar o migrar
En el webinar estuve muy bien acompañado por los siguientes expertos:
  1. Jesús López Pelaz, socio fundador y director de Abogado Amigo y Procurador Amigo
  2. Arturo de las Heras García, director general de UDIMA y el CEF
  3. Fernando de la Cuadra, director de educación de ESET
  4. Juan Millán, managing partner de Gedeth Networks
Un honor por supuesto compartir la mesa con éstos profesionales. Si quieres ver la grabación del webinar puedes verla gratis aquí.



lunes, 3 de octubre de 2016

Si vamos a vivir 1000 años por qué tanto estrés con el empleo de menores de 25 años

La semana pasada, concretamente los días 30 de septiembre y  de octubre, se celebró el Foro de Futuro Próximo, mucha tecnología, mucha inteligencia artificial y futurismo. Pero entre todas estas tecnologías un mensaje se repitió mucho "un día los humanos vamos a poder elegir vivir para siempre". 


El cerebro es la última frontera, y es también el último reto, y tal como ocurrió en la carrera espacial, si es posible hacerlo lo haremos, simplemente porque podemos. Acompañado de los mensajes del congreso, dos noticias reforzaron este hecho, como si se hubiesen planificado con intención para lanzarlas en el momento en que estábamos hablando de estos temas:


  1. Mark Zuckerberg quiere acabar con todas las enfermedades
  2. IBM muestra el potencial de su chip de emulación cerebral

Según dijo José Luis Cordeiro, fundador de Singularity University, "la muerte deberíamos enfocarla como una enfermedad", por lo tanto buscamos la cura de la muerte. 

Así llego a la reflexión que inicio con el título. ¿Qué prisa tenemos?

La esperanza de vida ha subido considerablemente en las últimas dos décadas, no existió una época en la que tuviésemos tantas personas mayores de 100 años vivas. Pero mejor aún, con la ciencia avanzando tanto y tan rápido, que a los 100 años vamos a tener buenas condiciones de vida.

Así que por un lado creo que no necesitamos estresarnos tanto respecto del empleo para los menores de 25 años, que estudien, que vivan, que aprendan y encuentren su lugar en el mundo. Un lugar productivo por supuesto.

domingo, 2 de octubre de 2016

Skype nos ayuda a empezar la reunión a tiempo


En los últimos tres meses no he tenido una sola sesión de Skype en la que no se haya actualizado primero, antes de que pueda acceder al sistema. Por esta razón he tenido que conectarme siempre al menos 10 minutos antes de cada reunión, porque ya tengo asumido que Skype empezará a actualizarse antes. En otras épocas, me conectaba un minuto antes, sin ninguna preocupación, pero ahora no tengo más remedio que hacerlo.

¿Qué puede estar pasando en la programación de este sistema para que necesite actualizarse prácticamente a diario? Además que conste que yo tengo Skype de pago, tengo una suscripción con lo cual no es un sistema gratis, uno de esos en los que no te puedes quejar porque los servicios se suponen gratuitos, y aun así, me imprimen publicidad.

Lo peor es cuando los sistemas no toman en cuenta las circunstancias, o al usuario. El pasado verano me conecté varias veces durante las vacaciones, con el tipo de conexión que normalmente se tiene cuando estás fuera del país, en una de las sesiones prácticamente no pude conectarme, porque tanto Skype como Windows usaron todo el ancho de banda disponible.

Estamos viviendo en una época en la que parece que actualizar los sistemas además de normal, no sorprende a nadie.