martes, 14 de junio de 2016

¿Qué es una empresa de tecnología?

Hace más de un año que quería escribir este post, había revisado la lista de las empresas tecnológicas listadas en Nasdaq y no me gusta la clasificación que han dado a muchas empresas de la lista como “tecnológicas”. Por supuesto quién soy yo para contradecir a quienes tiene sueldos de más de 7 cifras al año, pero como simple usuario y tecnólogo me gustaría emitir mi opinión.

Cuando la tecnología despegó estábamos iniciando la década de 1980 y empresas como Microsoft (1975), Apple (1976), Adobe (1982), Cisco (1984), Dell (1984),  y Sun Microsystems (1982) iniciaron una era de nuevos equipos y nuevos productos. Ya estaban compañías como IBM (1911), Data General (1968) y NCR (1900) quienes en esos años afrontaron su propia transformación digital.
Hemos vivido con una definición donde las empresas clasificadas como tecnológicas fabricaban hardware, software y equipos de comunicaciones como su forma de vida, es decir, que si recibes una factura de una de estas empresas, el detalle de la misma hace referencia a ordenadores, a programas de software, o a equipo electrónico de comunicaciones. También podríamos incluir las empresas que posteriormente se dedicaron a la venta de servicios informáticos.

Los clientes de una empresa tecnológica suelen ser de otros sectores como la banca, comercio, industria, etc. Cuando por ejemplo un banco adquiere equipos y programas informáticos, no se convierte en una empresa de tecnología, sino que transforma, automatiza, o mejora sus procesos, y los bienes y servicios con el uso de la tecnología.

No obstante, después del año 2000 y todavía más en la explosión de 2005 empezaron a crearse empresas que hoy llamaríamos “nativas digitales”, que son empresas que nacen en una época digital y tienen el beneficio de no necesitar transformar nada a digital, sino que empiezan de cero en digital. Empresas como Facebook (2004), Twitter (2006), LinkedIn (2002), Skype (2003), y otros son empresas que ofertan servicios en sectores diferentes al de la tecnología, sin embargo se encasillaron en la categoría de tecnológicas.

Para explicar mejor mi punto de vista, en España hay dos universidades que nacieron como nativas digitales: la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR, 2009) y la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA, 2006). Pues bien, estas universidades existen solo en el ámbito Internet, no imparten cursos presenciales, para comunicarte y recibir sus servicios solo lo puedes hacer con el uso de programas, pero no les convierte en empresas tecnológicas, siguen siendo instituciones académicas.

Los servicios que dan Facebook, Twitter y LinkedIn se les parece más a los que da una empresa de marketing y en algunos casos una editorial; pero para mí no son empresas tecnológicas. Y si uso de ejemplo a Skype, pues es una operadora de telecomunicaciones, tampoco es una empresa tecnológica.


Dicho todo lo anterior, ahora me aventuro a definir una empresa tecnológica como:
  “la que construye, comercializa o presta servicios donde la tecnología es el producto”.


Nota: hace unos meses traté este tema en la revista Computerworld España, pero visto desde la perspectiva de una oportunidad:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada