miércoles, 27 de agosto de 2014

LinkedIn es cada vez más importante: cuida la fotografía

Ya se que no necesito decirlo, “que una imagen vale más que mil palabras”, y “que la primera impresión cuenta más que la segunda a la quinta”, y “que nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión”.

Cuando recibo una solicitud de conexión en LinkedIn reviso el perfil, sí lo hago con cada persona que no conozco o que conozco poco. Sin embargo si no tiene una fotografía me entran dudas.

Dudo mucho más si tan solo tiene 10 o 15 conexiones y no tiene fotografía, en mi mente este es un perfil falso sin lugar a dudas.

No existe una escusa para no tener una fotografía en condiciones en la red. Y tampoco para tener una mala fotografía.

Comentando con un experto en selección de personal, me decía que la fotografía es clave. Cuando se revisan los currículums si no se incluye una fotografía suele generar dudas en el seleccionador, diciendo que por alguna razón no añadió la imagen. Pero me comentaba además que algunas veces si se añade una fotografía en malas condiciones puede ser peor, porque dice mucho del candidato una fotografía en la playa, o con un fondo muy “sucio”, o simplemente una mala fotografía.

En el mundo en el que vivimos tenemos que cuidar la reputación digital. No digo que tenemos que lucir guapos, ya ves que yo no podría, pero un poquito de profesionalidad no significa mucho dinero y sí mejores opciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada