lunes, 24 de septiembre de 2018

¿Cuánto tiempo puede esperar un adolescente una respuesta?

Escuchando un comentario en la BBC, he caído en cuenta que los tiempos de espera también han cambiado o deberían ir cambiando consecuencia de la tecnología. Un adolescente que está acostumbrado en estos días a la inmediatez al momento de acceder a un contenido, o buscar un tema; no puede compararse con quienes tuvimos que ir a la biblioteca, pedir audiencia para una definición, o sencillamente resignarnos cuando no conseguimos un contenido en nuestros días. 

En 1980, una respuesta a una definición podía tardar una semana, en el año 2000 un día, y hoy podría estar debajo del minuto. Esto también implica que los servicios tienen que competir en tiempo real para satisfacer la velocidad con la que las nuevas generaciones están acostumbradas. 

Aparte de la entrega de servicios, como padres quizá deberíamos replantearnos tanto los tiempos a los que se acostumbran nuestros hijos, enseñar paciencia una habilidad que quizá podría beneficiarles en gran manera en el futuro, y por supuesto, ser más rápidos al responder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La política también debe adaptarse a la era digital

Como ciudadano he visto ayer el debate y he seguido cada una de las intervenciones de quienes se proponen para ser mi representante, y al f...