lunes, 14 de enero de 2013

Mejorar la velocidad de aprendizaje

Ya que me dedico a la formación y la educación, muchas veces tengo que “lidiar” con conceptos que o bien nosotros en nuestra empresa tenemos aceptados como hechos, y otras veces con nuestros clientes y estudiantes.

Aprender es una disciplina de la que disfrutamos, pocas cosas hay que nos transformen la cara como cuando aprendemos algo nuevo, pero más aún cuando es algo nuevo que creíamos diferente.

Aprender más rápido

Este es un concepto en el que creo, es curioso, cuando lo explico es similar al juego que hacemos con los niños al preguntarles: ¿Qué pesa más un kilo de algodón o un kilo de clavos? Muchas veces los chicos pequeños no razonan en que en ambos casos se ha dicho “un kilo” y se decantan por el algodón que evidentemente es más ligero que el metal de los clavos.

   

El símil en la formación es la pregunta: Cómo prefieres aprender inglés, aprender con un curso de un mes o aprender con un curso de dos años. Instintivamente y por más extraño que lo parezca, la mayoría de personas dicen que el curso de dos años es mejor porque es más tiempo, y no han escuchado que en ambos casos dice “aprender”.

Quizá en el siglo XIX o en el XVIII no había la urgencia que tenemos hoy por aprender una materia, pues según me han contado tampoco es que había mucho para aprender y por otro lado mucho tiempo libre y poco a qué dedicarlo, así aprender el oficio de hacer pan (con tres o máximo cuatro tipos) era una actividad para una década o década y media. Pero hoy no funciona así, primero por los medios que tenemos y segundo porque todo se desactualiza a una velocidad tal que si tardas mucho en aprenderlo seguro que terminas en la versión anterior; todo esto sin entrar en temas como retorno de inversión.

Daniel Tunkelang es director de Data Science en LinkedIn, y antes trabajó en Google en el área de algoritmos de buscadores; escribió un artículo que ha titulado “Optimizing for the Speed of Learning”, un bonito juego de palabras asociado a su trabajo en Big Data en la organización LinkedIn.

¿Cómo aprender más rápido? ¿Cómo optimizar el aprendizaje? Creo que la primera pregunta es ¿Estamos dispuestos, prefieres el curso de un mes al de dos años?

1 comentario:

  1. Interesante entrada Marlon,

    Mi humilde opinión es que ni en el curso de un mes ni el de los dos años se aprende. El aprendízaje cada uno con la velocidad de asimilamiento se realiza en la práctica.

    Los cursos, sirven para enfocar o graduarte las gafas para obtener la visión o los conceptos. Y esa es la parte del que enseña. Enseñar el camino pero el recorrido si se requiere incrementar el conocimiento el alumno no le queda otra que andar por su cuenta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar