lunes, 20 de octubre de 2014

¿Cambiará el mercado de los relojes como lo hizo el de los teléfonos?

Steve Jobs tuvo la visión para ver la disrupción que podía crear en el mundo de la música cuando tuvo en su mano una memoria con capacidad de almacenar canciones en formato mp3, el dispositivo se llamó iPod y fue el inicio del regreso de Apple.

Antes del iPod lo que llevábamos portátil era el Walkman de Sony, justo como el que puedes ver en la imagen, seguro que si lo ven mis hijas no saben lo que es. Hubo toda una explosión de marcas vendiendo dispositivos genéricos “MP3 Players”, incluso Sony se incorporó a la venta de estos equipos, Microsoft también aunque lo bueno para Microsoft es que pocos se enteraron, con lo que pocos presenciaron el fracaso. Apple creó un nuevo segmento y a partir de ahí la música la dominó Apple, quien nunca antes estuvo en este sector.

El siguiente hito ocurrió con los teléfonos. Yo tengo edad suficiente para poder contar que viví la aparición de los teléfonos móviles. Las marcas que mandaban eran Motorola, Ericsson, Nokia, y alguna otra con menor o mayor éxito, incluyendo a Sony quien había perdido su posición en la música.

La pasada semana en la Conferencia de liderazgo de IDG en Boston, se comentó el fenómeno dicho por el Primer Ministro Finlandés, quien declaró que el iPhone había afectado negativamente la economía de su país, esto porque el iPhone cambió la forma de interactuar y aunque Blackberry fue pionero en los smartphones, fue el iPhone quien creó el hito y enseñó a los usuarios a pedir más, y ya que Nokia (quien fue emblema del país) cayó hasta el punto de “dejarse” comprar en saldos por Microsoft, y según dicen por ahí también abandonará el nombre Nokia.

Samsung es un nuevo jugador, pero es el jugador. Hay países en los que tener un Samsung es todo, no un iPhone. Pero mi análisis está en relación a que el mercado de los móviles cambió de las empresas de móviles a las empresas de tecnología, unos innovando como Apple, Google y Samsung, y otros comprando como Microsoft.

Y llegó el momento de los relojes, en realidad de los llamados “wearables”, dispositivos que se “llevan puestos”, escuché la frase “ponibles” y la verdad es que me ha gustado.

Hace unos meses hablé con un amigo que se dedica al sector del lujo y me comentaba que por lo visto los nuevos relojes digitales no se venderán en las tiendas tradicionales. ¿Qué tan disruptivo será?

Los relojes de pulsera representan un mercado muy maduro, hay listados con los top 100 en muchos sitios y ni siquiera incluyen un 10% de las marcas del mercado. Me gustaría saber qué opinan los más famosos como Rolex, Omega, Casio, Citizen y Seiko ¿tienen una amenaza a las puertas? La marca que más se ha atrevido en mi opinión es Nike, quien ya hacía relojes aunque como sabemos no es su fuerte.

Los relojes son además de un equipo para conocer la hora, una joya, un dispositivo que habla mucho de uno mismo, lo sé muy bien porque a mi me encantan, y me gustan tanto que no he comprado aún uno digital. Presta atención, hay personas que llevan una pulsera que no da la hora, solo es una pulsera.

Un apunte, los nativos digitales no usan reloj, ven la hora en el móvil.

De mis favoritos, el Motorola 360 (quizá la oportunidad para que Motorola regrese al mercado, y el estilo del Apple, aunque están llegando la mayoría a la vez, Sony y Samsung. Quizá se lleve el gato al agua la marca que consiga hacer que el reloj digital sea útil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada