lunes, 26 de mayo de 2014

¿Derecho a recordar o derecho al olvido?

derecho a recordar Como continuación a mi post previo “la triste noticia de la sentencia del derecho al olvido en la Unión Europea”, hago una pequeña y rápida reflexión del precio que tiene “no votar”. Es probable que la mayoría de las personas que hayan hecho una pequeña reflexión estarán de acuerdo que queremos recordar, que muy posiblemente quien está pidiendo no querer ser recordado es porque ha cometido hechos que el común de la sociedad prefiere saber, no olvidar, como es el caso de pederastas, y violadores que han pedido su derecho al olvido.

¿Y por qué se lo dan? porque los demás seguramente pensamos que sería imposible que lo hicieran, pero en todo caso porque no hemos manifestado nada.

El problema de siempre es quién juzga qué se puede recordar y qué no. Lo que sí es verdad y en esto quiero ser muy claro, es que no es el trabajo ni de Twitter, ni de Google, ni el de Facebook o Microsoft (Bing). En todo caso debemos estar consientes que “olvidar” es eliminar pruebas.

Martha Mendoza de Associated Press publicó también su punto de vista donde incluye un mensaje importante al final del artículo,  la dificultad técnica que esto implica, una dificultad que en mi opinión lastima a los pequeños (que no pueden financiarse este tipo de cambios"), y que atenta contra la libertad de expresión y de pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada