sábado, 26 de junio de 2010

La Cultura de Culpar

En ocasiones cuando hablas con un nuevo empleado notas que se refiere a su nueva empresa en tercera persona, y que le resulta difícil decir “nosotros”. A mí la verdad me resulta muy fácil, de hecho muchas veces cuando estamos diseñando una solución para otra empresa me cambio en segundos.

En el curso de ISO 20000, Colin Rudd (el profesor) hizo  referencia a esta actitud. Se refiere a que si no nos acostumbramos a decir “nosotros” es un indicativo de la “cultura de culpar”, es mi traducción a “the blame culture”. Esta actitud y forma de ser  facilita o dificulta la negociación y la cooperación con los proveedores externos.

Si aprendemos a decir nosotros, no culparemos a los “otros” de los errores y los fallos del sistema. Nosotros actuaremos.

Esto es algo que difícilmente podemos llevar a un eLearning, es prácticamente imposible reflexionar y discutir estos temas con el ordenador, sin embargo cuando tenemos la oportunidad de tener a alguien con conocimiento frente a la clase, el conocimiento y la capacidad de aprender se multiplica.

3 comentarios:

  1. Pienso que realmente eso no es propiedad solo de los "nuevos" empleados...Siempre existe quienes nunca dejan de nombrar a la empresa donde trabaja como "ustedes", como si él/ella, no fuese parte integrante.
    Y puede ser verdad eso de que de esa forma puedo "culpar" a los demás de lo que ocurre.
    Personalmente pienso que siempre se puede lograr un cambio cultural si y solo si, "todos" los miembros de una organización deciden actuar en función de un objetivo común y "todos" encuentran una satisfacción de ello. En este juego de "todos" no está permitida la falta de alineamiento porque es suficiente con que uno de los miembros deje de cumplir con su parte, para satisfacer sus propios intereses y que no los comunes, para que se destruya el "valor" percibido por el resto de actuar en común.
    En ocasiones, la "oveja negra" puede ser expulsada por la organización o no tenida en cuenta, y otras directamente no se puede, en este último caso, nunca se logrará la "cultura".

    ResponderEliminar
  2. luis ignacio martin28 de junio de 2010, 12:32

    Isabel, lo comenta con la verdad, si no plena muy cercana. Si me permitís, solamente añadiría dos palabras a su frase. Solamente habrá cultura si todos sus miembros, "son responsables" hacia un objetivo común.

    Si una persona, independientemente del perfil, es responsable, es decir, tiene la capacidad de obtener una respuesta,y cada decisión que deba elegir, es tomada con la actitud necesaria para alcanzar el objetivo de la empresa, no solamente habrá cultura, sino sinergias, madurez de ser competitivos y en consonancia, éxito al alcanzar, lo que la estrategia hubiere definido.

    ResponderEliminar
  3. todo es muy cierto, pero lograr eso es un imposible ni en empresas grandes ni en empresas pequeñas, permitidme ser negativo.

    ResponderEliminar