jueves, 26 de febrero de 2015

¿Nos oponemos a los terremotos?

Esta semana sentimos un terremoto en Madrid. Yo puedo decir que estoy medianamente acostumbrado, aunque posiblemente nadie pueda llegar a acostumbrarse del todo.

Durante el movimiento, estando en la planta 5 del edificio de IDG Communications, recordé lo importante que es construir un edificio que sea capaz de adaptarse a estos movimientos de tierra.

Lo que quiero decir, es que no habría escrito este post, si el arquitecto del edificio no estuviera de acuerdo con los terremotos, y por lo tanto hubiese construido un edificio que ofreciera resistencia a los terremotos. Ya que en un pulso entre terremoto y edificio, seguramente el edificio perdería, incluyendo a sus inquilinos.

Ahora llego a la reflexión, ¿construimos soluciones y productos capaces de adaptarse a los cambios, o los hacemos resistentes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada